Nuestras Madres: los regalos de mamá a través del tiempo

La más reciente exposición del Museo del Objeto del Objeto recopila artículos que datan de entre 1860 y 1960 que han pasado de generaciones en generaciones. 

Ciudad de México

Como un sentido reconocimiento y un cálido homenaje a la mamás y a la abuelas mexicanas en este mes de mayo, el Museo del Objeto del Objeto (MODO) y la compañía FUD presentan la exposición temporal "Nuestras Madres: lo que Hacen y lo que nos Dejan" donde a través de 180 objetos de la colección del MODO se muestran valiosos legados que las madres han regalado a sus hijos a través del tiempo y de distintas generaciones.

La exposición, integrada por piezas que datan de entre 1860 a 1960, también presenta un comercial: el nuevo cortometraje de Luis Mandoki que tiene por título Regalos, que ya se está transmitiendo en televisión.

TE RECOMENDAMOS: Los peores regalos para mamá

Tras hacer la presentación de este video, la actriz Angélica Aragón quien dio voz al comercial "Regalos" expresó que "el amor, el perdón y el tiempo, son tan sólo algunos regalos que desinteresadamente da una madre a sus hijos. Son también regalos, todos esos objetos con valor sentimental que pasan de mano en mano, o de familia en familia, pero también lo son las frases, las recetas, las costumbres".


La primera actriz subrayó que "todos los cuidados y enseñanza que recibimos de nuestras madres son regalos que hoy en día siguen formando parte de nuestra historia y regalos para toda la vida, así como también lo son esas característica tan suyas: su olor, su risa y sus historias".

Indicó que ella no sería la persona ni la madre que es si no hubiera aprendido del ejemplo, incluso de los errores de su mamá: Sonya.

"Por eso ha sido un enorme placer dar voz a una madre que ama a sus hijos por sobre todas las cosas".

Confesó que extraña mucho a su madre, que le hace falta, pero que atesora los libros que con tanto amor sostuvo entre sus manos. Por eso para esta exposición prestó el libro The Art Florence, que se exhibe en el apartado "el amor al arte y a la música" y ese invaluable objeto representa la relación que ella tuvo con el arte, en una familia de no tantos recursos pero con una abuela muy comprometida con este país, que participó en el Movimiento de Liberación Nacional.

"Yo conocí en su casa al general Lázaro Cárdenas, por decir algo, José Clemente Orozco pintó a mi abuela, y tenía cita para que la pintara Diego Rivera, pero a la hora de estarse arreglando optó por no acudir, porque pensó que ese cuadro me lo cobraría con cuerpo y entonces ya no fue. Mi madre conoció muy joven al maestro Carlos Chávez, convirtiéndose en su secretaria en inglés y francés, a los 17 años. Estableció intercambio epistolar con el compositor ruso Igor Stravinsky; fue muy amiga del director de orquesta Eduardo Mata, y en cuanto pudo, inició una colección de arte".

Por su parte, el director de cine Luis Mandoki, indicó que para él era un honor participar en la realización de esta pieza. Agradeció a Angélica, por haberle dado alma a través de su voz a todas las mamás que se verán reflejadas aquí, y a su amigo Martín Hernández por su gran trabajo creativo de audio y de concepción.

TE RECOMENDAMOS: "Muchos cuadros los he querido como si fueran un amante"


"Qué maravilla que FUD haga estos trabajos y se aprovechen estos espacios de publicidad, donde se pueden contar historia y hablar de los que recibimos en neutras vidas de una forma honesta y sincera. Y hablar del legado que nuestras madres nos dejan para mí es maravilloso es poderle dar este regalo a mi mamá que tanto me dio, ella no fue una madre convencional, creo que me dio un valioso regalo y ese fue la libertad, siempre me decía: lo importante en la vida es que encuentres tu pasión lo cual me llevó al universo cinematográfico".

Recordó que una noche, cuando tenía 5 años, encontró a su madre en el estudio tocando el piano y cantando canciones de este libro, acompañada por el acordeón de mi padre.

"Nunca olvidé ese momento de intimidad creativa. En ese recuerdo me refugié después, en tiempos de conflictos. Quise recuperarlo, y ese anhelo se convirtió en una guía que me llevó a descubrir el universo cinematográfico", dijo. 

Paulina Newman, Directora del MODO, explicó que el proceso de montaje y de selección de objetos fue un ejercicio muy emotivo, pero también muy arduo, para poder simbolizar el legado de las madres a sus familias: fotografías, juguetes, libros, tableros, un teatrino, una carreolas y una cuna, por mencionar algunos que datan de 1860 a 1960.




mrf