• Regístrate
Estás leyendo: Nos pesa que nos digan huastecos: Castillo Tristán
Comparte esta noticia
Jueves , 16.08.2018 / 10:07 Hoy

Nos pesa que nos digan huastecos: Castillo Tristán

Tamaulipas cuenta con una población hablante de una lengua materna de apenas uno por ciento, aunque sin alguna política incluyente para ellos.

Publicidad
Publicidad

El día de hoy se celebra el Día Internacional de los Pueblos Indígenas. De acuerdo a una encuesta intercensal realizada en el 2015 por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en México hay 7.4 millones de personas de hablantes de alguna lengua materna, de los cuales el 51 por ciento son mujeres.

Conforme a las estadísticas, la lengua más empleada en el país es el náhuatl, seguida por el maya y el tzeltal, reportó la dependencia en un informe.

Oaxaca es el estado con el mayor número de habitantes que hablan una lengua indígena, ya que 32 de cada 100 personas lo hacen detalló el INEGI.

En dicha entidad hay seis instituciones que enseñan idiomas como zapoteco y mixteco, mientras que en Tamaulipas no se tiene registro de alguna, esto acorde a datos del Instituto Nacional de Lenguas Indígenas.

Según datos de la misma dependencia en Tamaulipas, hay 23 mil 296 personas mayores de 5 años que hablan alguna lengua indígena, lo que representa menos del uno por ciento de la población de la entidad. Casi todos son en base a la migración laboral.

Arturo Castillo Tristán, escritor, investigador y promotor cultural, comentó que una de las joyas de la huasteca es el tének, idioma tradicional de algunos pueblos ubicados en Veracruz, Tamaulipas y San Luis Potosí que ha visto la pérdida de sus hablantes como consecuencia del desentendimiento de las políticas de estado por reforzar el acercamiento de la ciudadanía con sus raíces.

Ante ello es común que los habitantes de lenguas indígenas se apenen de su dialecto ante la falta de aceptación.

Afirmó en entrevista que en algunas zonas todavía se realizan ofrendas, "se va al monte, se sacrifican animales y se riega la sangre, es algo muy fuerte que no comprendemos porque no logramos distinguir todo lo que hay detrás de una acción".

Mencionó que se deben crear puentes culturales para que la relación tensa entre la tradición y la modernidad desaparezca, facilitando que prevalezcan los rituales, costumbres, tradiciones y palabras que han viajado a través del tiempo provenientes de nuestros antepasados.

"Esto es algo que sucede en muchas ciudades, nos pesa que nos digan huastecos cuando la realidad es así, tenemos identidad y raíz. Hay una huasteca que vive aunque para algunos es invisible y para otros es un mundo desconocido".

Añadió que en la región todavía hay lenguas vivas como el náhuatl y el tének, mismas a las que, consideró, debemos acercarnos.

"Con ellos compartidos todo, tenemos palabras que derivan de esos idiomas, bosques, montañas, cosechas, carnavales. Todo tiene la misma raíz, no podemos ir sin saber de dónde venimos" dijo Castillo Tristán.

Reynosa alberga 5 mil 905 personas que habla alguna lengua; Matamoros con 4 mil 195; Nuevo Laredo mil 970; Río Bravo cuenta con 944 personas, Tampico y Altamira cuenta con 2 mil 451 y 2 mil 843, respectivamente.



JERR

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.