• Regístrate
Estás leyendo: La noche larga en Iguala: 43 estudiantes, 43 cuadros
Comparte esta noticia
Viernes , 22.06.2018 / 18:24 Hoy

La noche larga en Iguala: 43 estudiantes, 43 cuadros

El artista Luis Felipe Ortega exhibe en la galería Marso la exposición 'Noche larga en el presente', inspirada en el caso de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos hace dos años.

1 / 2
Publicidad
Publicidad

Patricia Curiel

La idea del silencio y el vacío son parte fundamental de la obra del artista visual Luis Felipe Ortega (Ciudad de México, 1966). Desde esa línea de investigación Ortega presenta en la galería Marso su exposición Noche larga en el presente, que fue abierta en el marco de la cuarta edición de Gallery Weekend México.

En la muestra el artista retoma el caso de los 43 normalistas de Ayotzinapa, cuya desaparión acaba de cumplir dos años. “Cuando comencé este proyecto estaba revisando a Pasolini, un autor del que me interesa mucho cómo hizo el vínculo de sus preocupaciones políticas, ideológicas y filosóficas con la literatura, el cine y todo lo que produjo. Es una exposición que se gira hacia los oscuros”, comentó el artista.

La muestra está integrada por esculturas y una serie de dibujos que conforman la pieza principal, enfocada en los 43 normalistas.

El artista explicó que la pieza central la desarrolló después de tener acceso a grabaciones de entrevistas con los padres de los desaparecidos, pues su esposa, que es antropóloga, estuvo trabajando con ellos.

“De pronto hubo una conexión que me pareció muy significativa entre aquellas preocupaciones de Pasolini, mis preocupaciones políticas e ideológicas y cómo asumir desde el campo de la producción artística una posición respecto a lo que pasó con estos estudiantes.

[OBJECT]

“He trabajado mucho sobre la idea del silencio y el vacío. Me di cuenta de que en realidad de lo que estaban hablando permanentemente los padres era de esta especie de pozo sin fondo, de este lugar donde ellos no pueden alcanzar al otro, en un sentido físico, lo que para mí a veces funcionaba de manera metafórica en relación al silencio. En el caso de ellos apelaba a una condición física que les imposibilitaba no solamente ver a sus hijos, sino incluso les arrebataba la posibilidad de un duelo de manera concreta”.

La pieza central está conformada por 43 módulos de 70 por 40 cm, en los que el artista dibujó un recuadro con color, para después cubrirlo con grafito, de tal manera que la imagen antes plasmada, hecha con lápiz pastel, quedara totalmente desaparecida.

“Para mí tiene que ver con el retrato y con la tradición de lo que éste ha significado en Occidente y cómo nos enfrentamos al otro a través de estos medios visuales”.

Enunciado artístico

Ortega explicó que el trabajo del artista es proponer reflexiones, pues para él el artista, más que una posibilidad, tiene la obligación de abordar este tipo de temas para abrir la posibilidad de que el espectador participe y tome una posición ante lo que está pasando.

“En ese sentido no estoy haciendo una ilustración de lo que estaba escuchando. Existe un compromiso de exigir que estos jóvenes aparezcan y que se rindan cuentas de lo que sucedió aquella noche en Iguala; del lado del arte se hace un enunciado para que el espectador sobreponga otro enunciado y se empiece a generar un enunciado mucho más complejo.

“Como artista me parece que es fundamental que se exija que aparezcan estos jóvenes. Estamos a dos años de la desaparición y me parece que es uno de los golpes más duros que ha vivido la sociedad mexicana en las últimas décadas. Mientras esta desaparición no se aclare no vamos a poder ser capaces de ordenar nuestro presente para saber cómo es queremos seguir hacia adelante como sociedad. Es una obligación de todos, evidentemente del Estado y de todos los involucrados para que se aclare esta desaparición”, finalizó el artista.

Noche larga en el presente se podrá visitar hasta el próximo noviembre, en la galería Marso, ubicada en Berlín 37, colonia Juárez.


ASS

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.