‘Ekeko’, un dios reivindicado en Bolivia

El gobierno boliviano destacó, por primera vez en un acto público, la importancia del dios de la abundancia en la llamada "Navidad andina".

La Paz

El gobierno boliviano organizó, el martes 23 de diciembre, por primera vez un acto para destacar la importancia del "Ekeko", el dios de la abundancia para las etnias de la zona altiplánica, dentro de la llamada "Navidad andina" y el solsticio de verano austral.

El Viceministerio de Descolonización realizó una ceremonia para reivindicar la figura de esta "illa" (deidad) en la plaza Murillo de La Paz, donde se encuentran el Palacio de gobierno y el Parlamento.

En el lugar se exhibió un cartel con la imagen de uno de los "ekekos" más antiguos de Bolivia que actualmente se encuentra en un museo en Suiza, a donde fue llevado hace 155 años por un diplomático de ese país y que ahora el gobierno boliviano intenta recuperar.

También se colocaron figuras de arcilla que representaban a autoridades del gobierno hechas por los funcionarios del Viceministerio de Descolonización para pedir buenos augurios para el país y se repartieron calendarios aimaras impresos.

A principios de este mes, el ministro boliviano de Exteriores, David Choquehuanca, dijo en un acto con diplomáticos que Papá Noel tiene las puertas cerradas en este país y por eso "entra por la chimenea", mientras que el "Ekeko" es bienvenido.

En aquella ocasión, Choquehuanca sostuvo que el "Ekeko" es la "energía de la abundancia" que empieza a recorrer el país desde el 21 de diciembre, el día del solsticio de verano austral.

"Tenemos esta energía de la abundancia, por eso nosotros nunca le hemos abierto las puertas a Papá Noel, nunca, siempre nos hemos resistido. Por eso, como no le hemos abierto las puertas, Papá Noel entra por la chimenea (...) Sin embargo, siempre hemos tenido abiertas las puertas a nuestro 'Ekeko'", dijo.