• Regístrate
Estás leyendo: Natalia Toledo escribe poemas para dos almas
Comparte esta noticia
Sábado , 21.07.2018 / 03:21 Hoy

Natalia Toledo escribe poemas para dos almas

La autora publica en las lenguas zapoteca y española su más reciente obra, que será presentada hoy en la librería El Péndulo de Polanco.

Publicidad
Publicidad

Milenio Digital

Natalia Toledo está incontenible cuando comienza a hablar sobre su último poemario Deche bitoope/ El dorso del cangrejo (Almadía), una obra bilingüe que lleva preguntar ¿qué implica luchar por el zapoteco desde la poesía?

Responde: “Tenía que enfrentar la realidad de que el zapoteco tendría cada día menos hablantes, como lo demuestran las cifras. Jamás pensé que más tarde sería poeta y que me iba a enfrentar a tener pocos lectores en la lengua en que concibo la mayoría de mis poemas. Fue lo primero que aprendí en esta vida, pero implica el reto de escribir en las dos lenguas, porque en la escuela se sigue enseñando el español. Yo ya era hablante del zapoteco, pero lo primero que aprendí a escribir fue el español”.

Toledo añade: “Al paso del tiempo comprendí que tenía que escribir en la lengua zapoteca, porque me interesaba mucho que la gente importante para mí, como son los viejos, los que me enseñaron la lengua, pudieran leer o tener acceso a lo que yo escribo”.

La escritora expresa que es bueno ser bilingüe porque así se tiene una obra “que puede llegar a dos almas, dos pensamientos. Es una doble posibilidad creativa y una doble posibilidad de vida. Porque vivo en zapoteco cuando estoy en mi pueblo, y cuando llego a México y a otras ciudades me pongo el español. Es una lucha que tenemos todos los escritores que escribimos nuestra obra en una lengua imaginaria que es la de buscar también que nos lean en nuestros pueblos; si no, no tiene mucho sentido ser bilingüe”.

La autora encuentra dificultades a la hora de traducir, por ejemplo, que el zapoteco no tiene géneros, por lo que se tiene que construir una sintaxis que tiene que ver poco con el español. Asimismo, reconoce que lo que se pierde “es la sintonía del zapoteco, esa música que es única, que parece que estamos cantando cuando hablamos. Los tonos, esa musicalidad, es una riqueza sonora que es como cuando escuchas música de otros pueblos como del África, de la India, que no sabes bien de lo que habla, pero te emociona”.

Entre los temas destacados del poemario están las flores no solo como elemento y tema que recorre la poesía desde tiempos prehispánicos, sino en contextos que hacen que el poemario sea un símbolo de un retorno imposible.

Asimismo, la autora comentó que se hizo “poeta porque extrañaba todo lo que dejé cuando salí de Juchitán, una de las cosas que me orillaron a escribir definitivamente fue la de quedarme en un lugar donde ya no me reconocía. Tuve siempre la necesidad de mirar hacia atrás y ver ese tiempo, como Milton, este paraíso perdido que no logras nunca más recuperar”.

El libro Deche bitoope/ El dorso del cangrejo será presentada hoy, a las 19:30, en el Péndulo de Polanco, que se encuentra en Alejandro Dumas 81.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.