Salvan la nariz de un niño implantándosela en la frente

Un grupo de cirujanos del Apollo Hospitals, en India, realizó la operación para reconstruir la pieza con cartílago del pecho y después volverla a colocar en el lugar original del rostro.
Arun Patel, de 12 años, quedó deformado a causa de una neumonía que padeció un mes después de nacer.
Arun Patel, de 12 años, quedó deformado a causa de una neumonía que padeció un mes después de nacer. (Especial)

Nueva Delhi

Un grupo de médicos del Apollo Hospitals de la ciudad de Indore, en India, llevó a cabo una cirugía plástica especial en la que reconstruyó la nariz de un niño de 12 años en su frente y posteriormente la implantaron en el lugar original del rostro.

El menor, identificado como Arun Patel, residente del distrito de Ujjain, perdió su nariz cuando apenas tenía un mes de edad debido a una infección que carcomió el cartílago.

Los padres de Arun lo llevaron a un médico en su pueblo, en el estado central de Madhya Pradesh, cuando padeció neumonía poco después de su nacimiento, pero el tratamiento hizo que su condición empeorara y perdió dicha pieza debido al extenso daño que sufrió en los tejidos.

Fue hasta 11 años después de nacer cuando el equipo de doctores decidió realizar la cirugía poco común, ya que se solo se había hecho una similar en China, en 2013, pero en ese caso el paciente ya era adulto.

Para reconstruir el tejido dañado Arun, de 12 años, fue sometido en el estado de Vijay Nagar al método quirúrgico que se llevó a cabo en cuatro fases y tardó más de un año.

Las fases

El doctor Ashwini Dash, quien dirigió al equipo médico que realizó la cirugía, explicó que, en resumen, el proceso consistió en reconstruir la nariz implantándola en la frente del niño y más tarde la volvieron a colocar en su posición correcta en la cara, proceso que tomó alrededor de un año.

"Una rinoplastia normal no era posible en la cara de Arun, ya que su nariz casi había desaparecido. Por lo tanto, se decidió realizar una cirugía plástica especial para él", afirmó el cirujano de 42 años, citado en reportes del canal indio de noticias NDTV.

Durante la primera etapa de la intervención los médicos colocaron una silicona especial expansora de tejido en la frente del pequeño, con el objetivo de que la sustancia química contenida dilatara la piel de la frente y así poder dar espacio para generación de su nueva nariz.

En la segunda fase del procedimiento se extrajo cartílago de la parte inferior del pecho del niño para poder reconstruir la nariz de repuesto, la cual fue colocada en la frente durante tres meses, periodo durante el cual la circulación de la sangre en la cabeza activó los tejidos.

Posteriormente, en el tercer ciclo, se retiró la nariz crecida en la frente de Arun y se le implantó en el lugar de la cara que le corresponde, uniendo de manera cuidadosa cada una de las venas para que pudiera tener una circulación sanguínea normal.

Ya en la cuarta etapa de la intervención quirúrgica, se realizó una cirugía para "normalizar" el área de la frente del menor donde se cultivó la nariz, lo que permitió que solo le quedara una pequeña cicatriz.

No más 'bullying'

Arun es un estudiante normal de secundaria, pero se dijo muy contento de poder estrenar una nariz completa debido a que la deformidad que padeció casi desde que nació le provocó ser víctima de bullying entre sus compañeros de clase.

Cuando el pequeño iba a la escuela o salía a pasear "siempre caminaba con la cabeza hacia abajo; en el plantel los niños solían tenerme miedo y otros se burlaban de mi... No tenía el valor ni de mirarme al espejo porque no tenía nariz", comentó Arun en declaraciones al canal indio de noticias NDTV.

"Pero ahora, con una nueva nariz, puedo enfrentar a las personas con confianza", abundó el pequeño.

El doctor Ashwini Dash adelantó a la cadena BBC que confiaba en que el procedimiento tendría éxito y "la nueva nariz funcionaría tan bien como el resto de sus órganos"; sin embargo, acotó, a la edad de 16 o 17 años termina el desarrollo de la cara del adolescente, por lo que es probable que se necesite perfeccionar la pieza con una rinoplastia.

De cualquier manera, el especialista aseguró que mantienen una estrecha vigilancia del implante y que por ahora el proceso de recuperación avanza de manera satisfactoria y, en caso de que encuentren cualquier deformación en el futuro, tomarán las medidas necesarias para corregirlo.

Respecto al los gastos que representa esta operación para los papás del pequeño, que ascienden a 22 millones de rupias (aproximadamente 6.1 millones de pesos), Ashwini Dash recalcó que "se intentó hacer con el menor costó y la mayor calidad para que tuviera éxito".