La música jalisciense está de luto, falleció Aurora Serratos

La causa de su muerte fue un paro cardiaco y pulmonar en las primeras horas del sábado.
Además de destacada ejecutante, Aurora Serratos forjó una sólida trayectoria como docente.
Además de destacada ejecutante, Aurora Serratos forjó una sólida trayectoria como docente. (Cortesía)

Guadalajara

La madrugada de ayer la destacada pianista Aurora Serratos falleció, fue velada y durante el día fue enterrada en el Parque Funeral Colonias. La causa de su deceso fue un paro cardiaco y pulmonar anunció Guillermo Salvador, su hijo,  actual director de la Orquesta Sinfónica de Zapopan (OSZ) y ex director de la Orquesta Filarmónica de Jalisco (OFJ).

“Su estado de salud decayó a partir de un infarto cerebral hace tres años que la dejó en un estado de salud bastante precario, estaba inmovilizada con posibilidad de mover su cabeza y su brazo derecho aunque su condición intelectual estaba en buenas condiciones”, explicó el director de la OSZ y agregó que  “esa merma en su salud sí fue bastante importante en estos tres años, sin embargo la detonante final se dio a partir de las 13:00 horas del viernes y perduró durante trece horas más.

El también pianista y docente del Centro de Educación Artística José Clemente Orozco (Cedart) del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), dijo que  “realmente nunca se alejó de la música hasta que le vino el infarto cerebral en octubre de 2011, hasta entonces mi madre continuó sus labores como docente de piano, de conjuntos de cámara de manera particular. Ya estaba jubilada del INBA. No fue sino hasta que este evento cerebral vascular la alejó completamente de sus posibilidades prácticas en el mundo de la música. Sin embargo dado que su cuestión intelectual trabajaba prácticamente al cien, sus pláticas sobre música, consejos y comentario al respecto siguieron siendo vigentes hasta los últimos tiempos”, comentó el músico.

Aurora Serratos inició su formación artística con dos grandes pianistas: su padre, Ramón Serratos Pérez Sandi, director de la Escuela Nacional de Música, y su madre, Aurora Garibay. Desde muy joven, la pianista viajó a la Ciudad de México e ingresó al Conservatorio Nacional de Música en donde pronto ganó prestigio por su calidad interpretativa. A finales de la década de los años 40 viaja a Filadelfia y Nueva York, con Isabela Vengerova, que en algún momento fue también profesora de Leonard Bernstein.

Durante su trayectoria como intérprete, llegó a presentarse con la entonces Orquesta Sinfónica de Guadalajara y formó un dueto con quien sería su esposo, el pianista español Guillermo Salvador. Su carrera profesional la desarrolló principalmente en América, de Norte a Sur.

Además de ejecutante, Aurora Serratos se dedicó a la docencia y durante poco más de 30 años fue profesora de El Conservatorio Nacional de Música, institución de la que fue directora, un puesto que nunca antes lo había ocupado una mujer. Entre sus alumnos más destacados en el escenario nacional se encuentran Eduardo Díaz-Muñoz, Mari Carmen Silva, José Luis Castillo, Marcela Hersh, Arturo Uruchurtu, Alejandro Barrañón y Teresa Mena.

Aurora Serratos fue distinguida en 2010 con la medalla Mozart y en  2011 recibió un homenaje en el Paraninfo de la Universidad de Guadalajara.

Durante ese acto se proyectó un video-semblanza que incluye testimonios de la vida de la destacada pianista, una producción elaborada por el Cedart.

Los intérpretes que intervinieron en el concierto fueron sus alumnos Marcela Hershch, Arturo Uruchurtu, Alejandro Barrañón, Santos Cota, Hugo Gracián, Narciso Salazar, Diego Machaen, Isabel Fernández, Santiago Salvador Fernández, Rosalinda Preciado y  su hijo Guillermo Salvador.