El arte pop de la posguerra llega al Museo Amparo

Considerado uno de los artistas visuales más importantes de la posguerra alemana, Sigmar Polke y su arte llegarán al Museo Amparo con la exposición Música de un origen desconocido.
La exposición permanecerá en exhibición en el Museo Amparo hasta el 30 de enero.
La exposición permanecerá en exhibición en el Museo Amparo hasta el 30 de enero. (Cortesía: Museo Amparo)

Puebla

Sigmar Polke, calificado por muchos como un “alquimista del arte”, llega por primera vez a México con la exposición Música de un origen desconocido, en la cual, a través de la superposición de elementos, evoca la experimentación y el estado alterado de conciencia.

TE RECOMENDAMOS: México presume sus tradiciones en Moscú

Polke es considerado uno de los artistas visuales más importantes de la posguerra alemana: dominó la pintura, la fotografía, las artes gráficas y la instalación plástica. En 1963, junto a Gerard Richter y Konrad Lueg, formó el kapitalistischen realismus (realismo capitalista), movimiento afín al arte pop que retoma elementos del cine, los cómics y la publicidad para satirizar el consumismo y la manipulación de los medios.

En la muestra, integrada por 40 gouaches (pintura al agua, opaca, hecha con  pigmento blanco molido) realizados durante 1996, y que desde el 5 de noviembre son exhibidos en el Museo Amparo, Polke deja entrever su capacidad experimental al fusionar el manejo inusual de las herramientas de trabajo y la preparación de sus propios colorantes (entre los que destacan tonalidades púrpuras), los cuales deja gotear y fluir para retratar su ironía hacia la economía capitalista.

Cabe destacar que, para darle un toque poético a su obra y reflejar su postura, Polke se valió de títulos y frases absurdas, tal como “Una vez cubierta la demanda de porta cubiertos, podría crearse un mercado para protectores de porta cubiertos, lo que a su vez permitiría crear toda una línea de productos para su cuidado”.

El artista (Baja Silesia, Polonia,1941-Colonia, Alemania, 2010) experimentó con oro, plata y sustancias tóxicas, como el oropimente. Durante la Bienal de Venecia de 1986, fue premiado con el León de Oro tras pintar los muros interiores del Pabellón Alemán con materiales que producían alteraciones cromáticas en función de la temperatura.

La exposición, organizada por el Goethe Institut Méxiko y que forma parte del Año Dual Alemania-México 2016-2017, permanecerá en exhibición en el Museo Amparo hasta el 30 de enero. Posteriormente será trasladada al Museo de Arte de Moderno y al Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca.

El Museo Amparo se encuentra en 2 Sur núm. 708, Centro Histórico, Puebla, Puebla.


ASS