• Regístrate
Estás leyendo: Museo de la Moneda retoma sus bríos pese a indiferencia
Comparte esta noticia
Martes , 25.09.2018 / 14:44 Hoy

Museo de la Moneda retoma sus bríos pese a indiferencia

José Luis Ruiz Sánchez, coleccionista, retorna su patrimonio al espacio público para que la población disfrute de los fantásticos mitos y leyendas que generan

Publicidad
Publicidad

De los 8 Reales a la forma en que el dinero tomó por nombre el de "peso", la historia de las monedas es parte de la vida nacional.

El coleccionista se acerca así a ellas por instinto, hasta que cobra conciencia plena de que sus manos no sostienen un pedazo frío de metal, sino la historia de las naciones contada en dos caras.

El Museo de la Moneda en el Día Internacional de la Numismática, toma nuevos bríos a pesar de la indiferencia que ha mostrado el ayuntamiento de Torreón a través de su Instituto Municipal de Cultura y Educación (IMCE), desde donde se ha registrado en documentos oficiales el deterioro que ha sufrido el recinto desde hace 3 años al inundarse con agua del drenaje, sin que se haya obligado a la realización de trabajos de remediación.


La cultura como patrimonio ciudadano en este museo estuvo en peligro, motivo por el cual su directora, Tensy Garza, ante el riesgo, entregó la mayor parte de su acervo que se encontraba en comodato.

Ahora José Luis Ruiz Sánchez, coleccionista y amigo del Museo de la Moneda, retorna su patrimonio al espacio público para que la población pueda disfrutar de los fantásticos mitos y leyendas que generan las monedas.

"El 11 de mayo pero de 1535, el rey Carlos I autorizó la emisión de monedas en el continente Americano, en lo que es actualmente México, pero esta noticia se difunde hasta 1536, en marzo, por eso se determina en abril de ese año la emisión de las primeras monedas en todo el continente", explicó Ruiz Sánchez.

Luego de traer la primera máquina para acuñarlas, la primera casa de moneda se fundó en América.

Este experto explicó que las primeras piezas eran rústicas, denominadas macuquinas (mal hechas) por su confección realizada a martillazos, los diseños se establecieron luego para que no fueran pulidas o cortadas, y de esta forma mantener su peso correcto.

"Por estar mal hecha la moneda se prestaba a la oportunidad de cortarle un pedacito, y luego otro, y más si se podía".

"Llegaba a un punto en que se debía pesar la pieza para establecer su verdadero valor, de ahí surgió el nombre de 'peso'. Hay ahora muchas monedas que le dan identidad al país y al ser coleccionables son muy caras".

La moneda emblemática de la región es Muera Huerta. Acuñada en Cuencamé, Durango, una pieza en excelente condición podría adquirir un valor superior a los 50 mil pesos.

José Luis Ruiz Sánchez acotó que al Museo de la Moneda llega la gente buscando "lo que hizo Villa".

"Aquí hay monedas de Aguascalientes, de Chihuahua y la que se hizo en Cuencamé, Durango en 1914. Villa ordenó que se hiciera y se las encargó a los generales Severino Ceniceros y Calixto Contreras".

"Muera Huerta se acuñó por dos motivos, en 1911 Villa fue detenido por el ejército de Huerta acusado de robar una yegua del propio Victoriano", detalló el entrevistado quien ahonda, por instrucción de Francisco I. Madero, se suspendió la ejecución de Villa.


El segundo motivo se suscitó en 1913 cuando Huerta asumió el poder y mandó a asesinar a Madero y José María Pino Suárez.

Pancho Villa cobraría venganza con acciones concretas y una de ellas fue el acuñar una moneda que sin duda llamaría a la venganza y pondría en riesgo la vida de sus portadores.

"Huerta al tener conocimiento de esa moneda, dictó una sentencia para que todo aquel que la tuviera fuera ejecutado inmediatamente. Así desapareció y ahora encontramos monedas escondidas".

A pesar de su mala factura, dentro de las monedas macuquinas se encuentra la más cara en México.

Se trata de una que se elaboró en 1538 de 8 Reales. La producción alcanzó sólo tres unidades, una se encuentra en una colección privada en México, otra más se subastó el año 2010 en los Estados Unidos alcanzando un precio de 2.5 millones de dólares. La otra moneda está perdida.

"La importancia de tener un Museo de la Moneda en Torreón es mayor. Los coleccionistas llegan y se impresionan y emocionan, antes nos daban mucha historia en la escuela, no sé ahora cómo estén. No es ver dinero, sino el ver la historia a través de las monedas", apuntó el coleccionista.

Y el contar con una sucursal del Banco de México en la ciudad habla de su importancia y su esplendor, ambos desaparecidos tras el paso de las décadas:

"Yo cuando tenía 10 o 12 años disfrutaba de los desfiles. Venían también de El Vergel, los camiones llegaban llenos de uvas y muchachas entregaban racimos enormes de vino. Era una tierra de abundancia", dice Ruiz Sánchez.

Por su parte la directora del Museo de la Moneda, Tensy Garza, dijo que una pieza puede ser reflejo de la identidad mexicana.

Después del Día internacional de la Numismática, que celebrarán con una agenda propia, viene la semana internacional del Museo a la que se sumarán ofreciendo la historia de las piezas como clave para entender a la cultura mexicana.


Una semana de monedas y de historias

La Sociedad Numismática de México y el Museo de la Moneda, invitan al público en general a la Semana Nacional de Numismática, que arrancó ayer 11 de mayo y que concluirá el próximo 17 con conferencias, exposiciones, bibliografía, venta, compras, cambios, información, avalúos y convivencia.

La agenda abarca la reinauguración de la exposición permanente, donde se contabilizan más de 400 monedas y para su arranque se ofrecieron las conferencias sobre "Coleccionismo básico", impartida por el profesor Óscar Treviño, así como la conferencia titulada "Monedas de la revolución", a cargo de José Luis Ruiz.

Para este viernes y el sábado 13 de mayo, dentro de un horario de 10 de la mañana y hasta las 5 de la tarde, se realizará intercambio, compra, venta, avalúos y asesorías entre particulares.

En tanto que para el miércoles 17, previo a la conmemoración del Día Internacional de los Museos, se abrirá la exposición con acceso gratuito en el Museo de la Moneda, ubicado entre avenida Morelos y calle Cepeda, en el sótano del edificio que albergara la sucursal del Banco de México.

JFR

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.