El museo Casa de los Títeres celebra 20 años

Ubicado en Raymundo Jardón casi esquina con Diego de Montemayor, hoy cuentan con cinco salas temáticas y cuyo acervo asciende a más de 200 marionetas.
César Tavera y Elvia Mante de la Casa de los Títeres.
César Tavera y Elvia Mante de la Casa de los Títeres. (Carlos Rangel)

Monterrey

En un comienzo, no se animaban a nombrarlo museo. Era una sala donde exhibían las marionetas que protagonizaban sus obras de teatro.

Pero esa anécdota sucedió en 1994 y a 20 años Elvia Mante y César Tavera ya pueden decir que cuentan con el museo Casa de los Títeres y que para este año habrá fiesta.

Ubicado en Raymundo Jardón casi esquina con Diego de Montemayor, hoy cuentan con cinco salas temáticas y cuyo acervo asciende a más de 200 marionetas.

Oficialmente la Casa de los Títeres estará cumpliendo 20 años en octubre próximo, y en el Día Internacional de los Museos se puede decir que durante muchos años este espacio fue único en su tipo en todo México.

“No fue planeado así específicamente, hubo varios intentos pues tuvimos salitas de teatro primero aquí por Diego, luego en la Independencia. Fue en 16 de septiembre y Morelia donde empezamos a mostrar los títeres”, recuerda Elvia Mante, actriz y dramaturga.

Fue hasta 1994 cuando se decidieron a instalar una sala para exhibir a los títeres, ya con iluminación, fichas de datos y con una museografía en forma.

En aquel año el proyecto fue beneficiado con un apoyo del FONCA y lograron ingresar a la primera edición de la Red Estatal de Museos, que hoy no funciona.

Si ya funcionaba la exhibición de títeres desde dos años antes fue en 1996 cuando el espacio fue rebautizado como Museo Casa de los Títeres, contando con una exhibición de títeres de la colección Roseta Aranda que prestó, por dos años, el INBA.

“Ya en el 96 nos aventamos a llamarle museo pero no dejamos de lado que las exhibiciones las teníamos desde dos años antes”, expresa César Tavera, titiritero de la compañía Baúl Teatro.

Continuar el museo

El Museo Casa de los Títeres y Baúl Teatro han logrado hacerse de un acervo con marionetas provenientes de todo México y el mundo.

Gracias a la red de apoyo que han formado con agrupaciones dedicadas al arte de los títeres han logrado hacerse de una importante colección. Si las compañías vienen a Monterrey donan un títere, lo mismo que hace Baúl Teatro cuando sale de gira.

Las primeras exposiciones se fueron haciendo “intuitivamente”. Hoy en día la compañía busca tener movimiento en las salas, ya sea cambiando los títeres u organizando muestras temáticas.

“Al principio era algo muy intuitivo hasta que cuando tomamos una maestría en museografía vimos que no estábamos tan equivocados”, comentó Tavera.

Hoy el espacio es visitado por niños, familias y adultos mayores. Si bien su principal público proviene de las escuelas –a donde también va la compañía con su teatro itinerante- los domingos del Callejón Cultural el número de visitantes aumenta.

A punto de cumplir 20 años –el espacio puede darse el lujo de presumir ser anterior al Museo de Historia Mexicana por un mes- se contempla montar una exposición conmemorativa además de la publicación de un libro.

“Está la parte de las piezas pero tenemos las presentaciones en la sala al ofrecer funciones en vivo. Creo que es un sello distintito del espacio, de ofrecer una visión histórica de las marionetas y nuestra manera de decir que el arte de los títeres está vivo”, expresó Elvia Mante.

Para conmemorar el Día Internacional de los Museos, la Casa de los Títeres ofrecerá su entrada gratuita a las cinco salas a partir de las 15:00.