• Regístrate
Estás leyendo: Murió el cineasta Abbas Kiarostami
Comparte esta noticia
Lunes , 20.08.2018 / 16:18 Hoy

Murió el cineasta Abbas Kiarostami

El realizador iraní, ganador de la Palma de Oro en 1997, murió en París a los 76 años.

Publicidad
Publicidad

Abbas Kiarostami, figura capital del cine iraní contemporáneo, murió hoy a los 76 años de edad en un hospital de la capital de Francia, adonde había viajado para someterse a un tratamiento para combatir el cáncer gastrointestinal que le fue diagnosticado en marzo.

Entre febrero y abril, Kiarostami estuvo internado debido a varias cirugías intestinales y en los últimos meses tuvo que acudir al hospital debido a sus dolencias. Pero ante las dificultades del proceso de cura, finalmente el pasado 28 de junio decidió partir a París para seguir su tratamiento con especialistas médicos. Su cadáver de Kiarostami será trasladado a Irán, según indicó la agencia iraní ISNA.



Nacido en Teherán en 1940, Kiarostami fue, durante su juventud, artista plástico. Trabajó como diseñador de carteles publicitarios y filmo, además, decenas de comerciales para la televisión de su país. En 1969, a los 29 años, comenzó a trabajar en el Kanun —un centro de desarrollo intelectual para niños y adultos jóvenes—, donde dirigió el departamento audiovisual, por lo que pudo realizar sus propias películas. En esa época filmó su primera película, The report, en 1977.

También por aquel tiempo, realizó una trología —integrada por ¿Dónde está la casa de mi amigo? (1987), Y la vida continúa (1992) y A través de los olivos(1994)— que lo catapultaría a al reconocimiento internacional.

Durante la revolución de aquel país, a diferencia de otros de sus contemporáneos, Kiarostami eligió permanecer en Irán y trató de ajustar sus películas a las políticas de censura que por entonces prevalecían. El cineasta solía decir "Un árbol está atado, si lo trasladas de un lado a otro ya no dará frutos. Si hubiera dejado mi país, me habría ocurrido lo mismo que al árbol".

Hombre de contrastes, Kiarostami captó en su cine los grandes conflictos de la humanidad a través de historias comunes, casi nimias. Ganó la Palma de Oro de Cannes en 1997 por su película El sabor de las cerezas, así como el gran premio del jurado del festival de Venecia en 1999 por su película El viento nos llevará, entre otros.

Apenas la semana pasada, junto a otros 638 realizadores, fue invitado a integrarse a la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos, encargada de otorgar los premios Óscar.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.