• Regístrate
Estás leyendo: Mural de Alfredo Zalce lleva guardado 30 años
Comparte esta noticia
Sábado , 20.10.2018 / 04:29 Hoy

Mural de Alfredo Zalce lleva guardado 30 años

La obra se encontraba en la antigua Secretaría de Comercio; hoy está resguardada en el Centro de Conservación del Patrimonio.

Publicidad
Publicidad

Acosados por el frío, el viento y la lluvia, varios restauradores desprendieron de las paredes de las oficinas de la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial (Secofi), en avenida Cuauhtémoc, el mural La historia de la industria y el comercio en México, de Alfredo Zalce. Mientras los albañiles derrumbaban con picos, palas y trascabos el inmueble que quedó averiado tras los sismos del 19 y 20 de septiembre de 1985, los especialistas rescataban la obra de más de 100 metros cuadrados, pintada en 1962 por el artista michoacano.

Desde que el mural fue rescatado del edificio porque su estructura quedó en muy malas condiciones no ha sido exhibido; fue guardado en las instalaciones del Centro Nacional de Conservación de Obras Artísticas (Cncoa), hoy Centro de Conservación y Registro del Patrimonio Artístico Mueble (Cencropam). Una de sus 10 partes fue desembalada y mostrada a MILENIO. El mural espera un espacio donde puede presentarse de forma permanente.

El mural fue concebido por Zalce como un ejercicio plástico que mostraba el desarrollo de dos vertientes del desarrollo y de la actividad económica en nuestro país.

Rodolfo Maldonado Rico, restaurador y programador del Cencropam, recuerda que cuando ingresaron al edificio de la Secofi, un año después de los sismos, en septiembre de 1986, el imponente mural no se encontraba dañado, no así el edificio, que requería ser derrumbando.

"Ingresamos entre los escombros para ver el mural y constatar su estado de conservación. Al verificar que la obra se podía rescatar, procedimos a realizar una prueba para corroborar en qué tiempo podíamos desprenderlo del muro", comenta.

El equipo de rescate estuvo encabezado por Eliseo Mijangos, jefe del Taller de Mural del Cencropam, e integrado también por Arturo Ventura Pérez, Juan García Cortés y el propio Rodolfo Maldonado.

"Llegamos con andamios y con todo lo necesario para rescatar el mural del maestro Alfredo Zalce. El proceso fue difícil y más tardado de lo normal debido a que estaba lloviendo, y como el edificio estaba prácticamente derrumbado, por todos lados entraban el viento y la lluvia".

Empezaron a desprender por partes la obra de 36.85 metros de largo por 2.77 metros de ancho; al final lo dividieron en 10 secciones, pero ese procedimiento les llevó más de un mes de trabajo.

"Algo que nunca voy a olvidar es que, cuando estábamos trabajando, prácticamente a la intemperie, de manera simultánea se estaba demoliendo el edificio ya que se encontraba colapsado. Mientras nosotros estábamos frente al mural, cayó muy cerca del andamio una roca que lo dejó todo torcido. Por poco y nos cae a nosotros; sin embargo, nosotros seguimos trabajando porque teníamos que rescatar esa obra monumental", cuenta Maldonado.

Conforme el mural era desprendido y se develaba en un soporte especial, cada una de las partes era llevada a las oficinas del Cncoa, que estaban en las calles de Balderas y Tolsá. Allí estuvo resguardado por un tiempo, hasta que fue llevado a las actuales oficinas del Cencropam, en el Centro Histórico.

Al mostrar solo una sección de este imponente mural, el experto dice que "el maestro Zalce quería que se llevará su mural La historia de la industria y el comercio en México a Michoacán, su lugar de origen".

En bodega

El mural de Zalce, que fue retirado con el procedimiento de arranque conocido como "stappo", estuvo resguardado en el Cencropam por muchos años, hasta que el gobierno de Michoacán pagó su restauración, explica el también restaurador del INBA, Jacobo García Cruz.

"Esa técnica del 'stappo' se adecuó a la obra de Zalce, para poder recuperar su lectura iconográfica de principio a fin. La obra estaba pintada en un muro, y lo maravilloso de esa técnica de desprendimiento es que, a través de una tela, se desprenden totalmente el color y la textura de la obra que se encuentra pintada sobre un muro. No solo eso: se traen hasta los accidentes de la pared como son grietas y cuarteaduras".

La obra monumental duró un buen tiempo en bodega, hasta que el gobierno de Michoacán pagó la restauración. En un primer momento se decía que la Secretaría de Cultura lo colocaría en el Museo de Arte Contemporáneo Alfredo Zalce.

Entre las propuestas que se manejaron estaba que la obra se montara en un espacio al aire libre, pero eso implicaba que la obra estuviera a la intemperie y, en consecuencia, corriera el riesgo de deteriorarse.

"Hasta la fecha no sabemos a dónde irá, cuál será el destino del mural La historia de la industria y comercio en México", dice el especialista.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.