• Regístrate
Estás leyendo: Mujeres libres
Comparte esta noticia

Mujeres libres

Reseña

Como en otros países, Hollywood impuso modas en España y contribuyó a una mirada distinta de la mujer
Publicidad
Publicidad

Publicado, entre otras instituciones, por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación de España, Mujeres de cine. Ecos de Hollywood en España, 1914–1936 muestra el rol asignado a las mujeres en el inicio de una industria que conquistaría el mundo. Ellas se convirtieron en modelos trágicos, abnegados, románticos o eróticos, como la femme fatale Theda Bara, que sacudió los cimientos de sociedades pacatas y machistas.

Como en otros países, Hollywood impuso modas en España y contribuyó a una mirada distinta de la mujer, sobre todo en la época que coincide con la proclamación de la Segunda República y la llamada época Pre Code, cuando los estudios desafían códigos de censura y en un clima de libertad aparece “la mujer emancipada, la prostituta que no paga por sus pecados”, la ninfómana, la lesbiana, la infiel, “la esposa que exige igualdad a su marido”.

En esos momentos en España, para la mujer se derrumban trabas políticas y sociales: se legaliza el matrimonio civil, se proclaman el derecho al divorcio y al voto femenino. Las mujeres urbanas participan en la vida laboral, en la academia, en la política; se cortan el pelo a la garçon, fuman en público, frecuentan cafés y salones de té. Mientras tanto, en las salas españolas triunfan películas como Blonde Venus, protagonizada por Marlene Dietrich.

En los primeros años treinta del siglo XX, el cine en Estados Unidos desdeña el llamado Código Hays, que terminará imponiendo un cine mojigato. Y en la España de la Segunda República esas películas transgresoras que hablan de mujeres divorciadas, que deciden ser madres solteras, que explotan sin rodeos sus atractivos sexuales, son vistas por una generación de mujeres que no solo ensaya sino disfruta el privilegio de una nueva sociedad.

Fueron unos cuantos, intensos años, del cine Pre Code. Fueron pocos también los años de la Segunda República, al final, después de la Guerra Civil, en España terminaría imponiéndose la dictadura y en Hollywood solo unas cuantas películas burlarían la severa vigilancia de los guardianes de la moral. Dejaron entonces de producirse y verse cintas como Yo no soy un ángel, estelarizada por Mae West, o Baby Face, con Barbara Stanwyck.

En España, las revistas contribuyeron, como en otros países, a la consolidación del cine como espectáculo popular y la creación de un star system en el que brillaban nombres como Marlene Dietrich, Greta Garbo, Claudette Colbert, Barbara Stanwyck y muchas otras que protagonizaron una dinastía de mujeres que antes que la redención disfrutaban la libertad.

Mujeres de cine. Ecos de Hollywood en España, trasciende fronteras geográficas y ejemplifica el papel del cine como vehículo de cambios sociales y culturales.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.