Una psicóloga que vuela a 104 km por hora

“Tengo el mejor trabajo del mundo: salir disparada a través del aire es la sensación más excitante”, dice la joven estadunidense Gemma Kirby, la bala humana, protagonista del acto sensación del ...
Gemma Kirby, la mujer bala.
Gemma Kirby, la mujer bala. (Ringling Bros and Barnum & Bailey)

Ciudad de México

Pocos imaginan a una psicóloga que disfruta de leer el periódico, hacer yoga y tocar el violín, pero también subir por un estrecho cañón de 30 centímetros de diámetro para salir disparada por los aires a una velocidad de 104 kilómetros por hora y a 12 metros de altura.

Es una tarea riesgosa, pero Gemma Kirby no lo ha hecho ni en una o dos ocasiones; son 200 veces en que la acróbata oriunda de Minnesota desafía las leyes de supervivencia.

Desde hace algunos meses, Kirby protagoniza el “número sensación” en el circo Ringling Bros and Barnum & Bailey: la bala de cañón humana. A pesar de que no hay pólvora, un error en su ejecución puede significarle desde un par de huesos rotos hasta la muerte.

Pero eso no intimida a esta chica de 24 años que tiene una larga trayectoria en el baile y la acrobacia circense. Ataviada con su ajustado traje rosa con blanco y botas que la asemejan a una súper heroína, Gemma paraliza por unos segundos la respiración del público, tras el conteo del presentador.

“Cuando era pequeña iba muy seguido al circo y me impresionaba la valentía del reto de la mujer bala, nunca hubiera imaginado que podría realizar este acto, para mí es más que un trabajo, es la culminación de todo mi entrenamiento en acrobacia aérea de la ultima década”, afirma la bala de cañón humana.

Hija de un escritor y de una partera, el destino circense de Gemma se escribió en su niñez: “Tuve un estilo de vida nómada, nos mudamos 15 veces y la mayoría del tiempo la pasaba al aire libre, bailando y escalando árboles. Aprendí a adaptarme a los cambios y eso me preparó para la vida del circo”.

En conversación con MILENIO Dominical, la estrella del legendario acto circense más impactante y cuya tradición se remonta al siglo XIX, cuando por primera vez una adolescente de 14 años, Zazel, salió disparada de un cañón, nos habla del que considera “el mejor trabajo del mundo”.


¿Por qué dedicarte a esto?

Decidí ser la mujer bala cuando conocí al hombre bala, Brian Miser, en 2013. Él me preguntó si estaba interesada en aprender el acto del cañón. Me sentía atraída por lo extremo del acto y estaba ansiosa por la oportunidad de esforzarme a nuevas alturas como los artistas de circo. Así pues dije que sí con un poco de indecisión.


Me imagino que la sensación de ser lanzado por los aires y “volar” es única, ¿te atraen los riegos?

Antes de cada disparo siempre me pongo un poco nerviosa, porque entiendo que eso envuelve un riesgo. Sin embargo, el miedo me permite concentrarme en lo que tengo que hacer para lograr un vuelo seguro y preciso. La sensación de volar es maravillosa, es realmente una sensación indescriptible.



¿Cómo fue recibida la noticia de que querías ser una mujer bala por tu familia y amigos?

Mis amigos y familiares tuvieron diferentes reacciones cuando les dije que realizaría el acto del cañón. Mis padres estaban absolutamente nerviosos; finalmente confiaron en la decisión que tome. En general he tenido una gran cantidad de amor y apoyo de mi gente.


¿Qué se siente ser disparado desde un cañón y volar?

Me encanta aventarme y volar a través de la arena, es la sensación más excitante, siento que tengo el mejor trabajo del mundo.


¿Recuerdas la primera vez que lo intentaste?, ¿tuviste miedo?

La primera vez que me lancé del cañón ¡estaba aterrada! Me costó mucho trabajo subir al cañón y permanecer en calma para concentrarme en lo que tenía que hacer. Me dije: “Si puedo conseguir este disparo, el resto no será tan malo”. Después de aterrizar sin ningún peligro en la bolsa de aire, estaba tan aliviada que comencé a reír. Al final ya quería hacerlo otra vez!


¿Sientes miedo en algún momento?

Antes del disparo siempre he tenido un poco de miedo, incluso ahora después de más de 200 tiros. Utilizo ese miedo para ayudarme a mantener la concentración, en estar segura.


¿En qué piensas cuándo estás colocada en el cañón lista para salir volando?

Cuando estoy dentro del cañón, primero me aseguro de que la posición de mi cuerpo sea correcta, me tranquilizo, tomo aire y después doy la señal a mi compañera Nadia de que estoy lista. Nadia da la señal al maestro de ceremonias para comenzar el conteo. El maestro de ceremonias comienza a contar desde el cinco y cuando dice dos respiro profundamente y después contraigo cada músculo de mi cuerpo,  y es ahí cuando el cañón se enciende, estoy rígida y mi cuerpo está en la posición correcta para volar.


Y en efecto, se necesita mucha concentración y trabajo físico, pues una incorrecta postura dentro del cañón le puede significar la pérdida del conocimiento, un mal aterrizaje o lesiones que ponen en riesgo su carrera circense y su vida. Se dice que 30 balas humanas han muerto en la realización de este legendario acto.


¿Cómo te preparas físicamente para tu acto, en qué consiste tu entrenamiento?

Me mantengo en buena forma, corriendo, con estiramientos y entrenamientos de fuerza antes de cada disparo, me preparo haciendo lagartijas, abdominales y ejercicios de estiramiento, estiro mi espalda hombros y cuello para mantenerme flexible y evitar algún tirón muscular durante el vuelo.


Hablamos de la preparación física. ¿Hay también una preparación mental o psicológica?

Mentalmente me preparo haciendo una revisión en mi cabeza de todas las cosas que necesito recordar antes, durante y después de vuelo. Suelo revisar con cuidado el interior del cañón antes de los vuelos solo para mantenerme segura de que todo esté en orden.


¿En algún momento de tu acto piensas en la muerte?

Nunca pienso en cosas negativas mientras me preparo para el vuelo, en vez de eso trato de visualizar un resultado perfecto y hablarme a mí misma de lo que tengo que hacer para lograrlo.


Te graduaste en la licenciatura de Psicología. ¿Aplicas esta disciplina en tu trabajo?

Al vivir en lugares reducidos, con una gran cantidad de gente de diversos orígenes y personalidades, creo que utilizo regularmente mi experiencia en psicología. Estoy encantada con la gente. Soy muy afortunada de trabajar en el circo donde puedo conocer a algunas de las personas más talentosas e interesantes del mundo.


¿Gemma Kirby tiene una vida “normal”?

Definitivamente no podría decir que mi vida es normal, vivo en un tren de circo, que constantemente se está cambiando a nuevas ciudades, no tengo fines de semana libres para ir algún centro comercial o ver alguna película con amigos. Sin embargo, tengo muchas comodidades de una vida “normal”: estufa, horno, refrigerador, regadera y lavadora con secadora en mi habitación de tren. Tengo muchos amigos ahí y soy muy afortunada de compartir este inusual estilo de vida con ellos. Aunque este estilo de vida no podría ser para todos, a mí me encanta.


¿Qué hace Gemma Kirby cuando no es la mujer bala?

Cuando tengo oportunidad me encanta pasar tiempo con mis amigos, visitar a mi familia, leer el periódico y explorar la naturaleza; me encanta nadar, caminar y remar. Me siento feliz cuando puedo pasar tiempo fuera.


¿Te gustaría romper el récord mundial por el lanzamiento más lejano?

Romper el récord mundial podría ser un emocionante objetivo para el futuro. ¡Nada es imposible!


¿Hay fecha de caducidad para ser una bala humana?

Si pudiera mantener mi cuerpo saludable y fuerte, podría ser posible que pudiera tener una larga carrera como bala de cañón. Mi entrenador, Brain Miser, está en los 50 y todavía realiza el acto.


La bala humana Gemma Kirby forma parte del talento de Ringling Bros and Barnum & Bailey, que se presentará con el espectáculo Una aventura sorprendente a partir del 28 de mayo en la Ciudad de México.