• Regístrate
Estás leyendo: Muestran un Metinides desconocido
Comparte esta noticia
Lunes , 24.09.2018 / 09:01 Hoy

Muestran un Metinides desconocido

El veterano fotoperiodista presenta 118 imágenes que no ha expuesto públicamente, entre las que están las del enfrentamiento armado por el conflicto electoral de 1952.

1 / 2
Publicidad
Publicidad

Por primera vez el fotógrafo mexicano Enrique Metinides muestra imágenes que tuvo guardadas por más de seis décadas.

Esas fotografías conforman un importante documento visual de la historia de México que nunca dio a conocer: las escenas de la balacera ocurrida el 7 de julio de 1952 contra los manifestantes de la Federación de los Partidos del Pueblo Mexicano (FPPM), por parte de simpatizantes del Partido Revolucionario Institucional, dice Isabel del Río, curadora de la exposición El hombre que vio demasiado: Enrique Metinides (1946-2016). 70 años de trayectoria.

Junto con la muestra Witkin & Witkin —la cual reúne el trabajo del pintor Jerome Witkin y el fotógrafo Joel-Peter Witkin—, será inaugurada el próximo sábado 20 de febrero, en el FotoMuseo Cuatro Caminos, que se encuentra en Ingenieros Militares 77, colonia Lomas de Sotelo.

La agresión, según documenta Metinides, se registró por parte de los priístas un día después de las elecciones para elegir al sucesor del presidente Miguel Alemán: los integrantes de la FPPM reclamaban un fraude tras el anuncio del triunfo del candidato priísta Adolfo Ruiz Cortines sobre Miguel Henríquez Guzmán, candidato de la Federación.

Este extraordinario trabajo, integrado por no más de una decena de imágenes originales, forma parte de las 118 obras que integran la muestra retrospectiva de Metinides, quien publicó su primera fotografía cuando tenía 11 años de edad en el periódico La Prensa, ganándose el apodo de El Niño.

El propio fotógrafo narra que usó una cámara Box Brownie Junior, un regalo que su padre le dio de su tienda, que estaba cerca de la Alameda Central.

Más allá del registro de esa realidad que se propuso capturar, reflexiona acerca del comportamiento social: "A la gente le gusta el drama y ver qué consecuencias tienen los accidentes, disfruta del chismorreo al enterarse y al interferir en las obras de rescate".

Expresión artística

Fue idea del fotógrafo Pedro Meyer presentar en el FotoMuseo Cuatro Caminos estas dos exhibiciones, indicó Trisha Ziff, la curadora de esta última exposición.

"Mi preocupación inicial como curadora fue que ¡podía ser demasiado! Pero, después de reflexionarlo, sentí que estas exhibiciones creaban un poderoso e importante diálogo. Esta es apenas la segunda exposición del nuevo museo dedicado a la fotografía; sin embargo, ¡aquí estamos mostrando pintura! ¡La primera contradicción! Fotografías pintadas, además de que casi todas las imágenes son análogas. Una obra hecha por tres creadores de imágenes que no usan el email, no textean, no tuitean ni usan Instagram.

"Considero que estas dos exhibiciones tienen en común un extraordinario contenido, narrativa, excelencia y un compromiso de los artistas con su habilidad, su arte y toda una vida de perseverancia, visión y talento. Principios que actualmente pertenecen igualmente al mundo digital".

Meyer, como el artífice de ambas muestras, indicó que con el paso del tiempo la fotografía cambia y se convierte en documento histórico, y que es precisamente esa percepción la que le suma y la convierte en una verdadera expresión artística.


La vida y la muerte

A decir de Trisha Ziff, también directora del filme El hombre que vio demasiado, documental sobre Enrique Metinides, ganador de los premios Guerrero en el 13 Festival Internacional del Cine de Morelia, y del Ambulante al mejor documental, toda la obra que se exhibirá en el FotoMuseo Cuatro Caminos no es el trabajo de artistas debutantes sino de artistas reconocidos, cuya obra de toda una vida les precede.

"Los tres hacen imágenes dramáticas, muchas de las cuales son difíciles de ver: poseen una cualidad teatral, de retablo, de narrativa en los talones; incluso en medio del desastre y el drama de un accidente las imágenes de Metinides son atentas e integradas, y frecuentemente influyen en la mirada de una audiencia, mientras que en el trabajo de los Witkin los espectadores se convierten en la audiencia".

Subraya que estas exposiciones, a su manera, "celebran la vida... se ve el sufrimiento y la muerte, pero nos vemos comprometidos con la vida, con la creatividad y con la sensación de humildad. Somos alertados de la fragilidad de la condición humana por Enrique, y esto encuentra eco constantemente en las 107 obras de la muestra de Jerome y Joel-Peter Witkin".

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.