La fotografía crea vínculos en el Centro Histórico

La muestra fotográfica participativa es presentada en el Atrio de San Francisco.
Metamorfosis Urbana.
Metamorfosis Urbana. (Especial)

Ciudad de México

Metamorfosis Urbana es un colectivo que se ha enfocado en trabajar con diversas comunidades para acercarles procesos artísticos y crear vínculos. Ahora, junto con la Fundación del Centro Histórico, presenta la Galería fotográfica participativa, en la que expone el trabajo de su taller fotográfico.

Durante la apertura de la muestra, en el Atrio de San Francisco, Joaquín Aguilar, director del proyecto, dijo que se trata del trabajo fotográfico de 26 alumnos que estuvieron en su taller de Fotografía Participativa, en el que participaron habitantes del Centro Histórico con la intención de establecer un diálogo visual.

Los fotógrafos buscaron personas comunes de su localidad para dar a conocer su vida cotidiana por medio de las imágenes: "Lo que se busca es trabajar con la gente del Centro, y la fotografía es una excusa para que se acerquen a los sitios que son muy comunes, para que les pongan una atención y los vean con una intención distinta", mencionó Valerie Benatar, coordinadora de la exhibición.

Pía Vásquez, integrante de Metamorfosis Urbana, destacó que se forman procesos sociales en los cuales los alumnos entablan amistades entre ellos y las personas de su comunidad, pues la fotografía se convierte en un medio de comunicación tanto para expresarse como para convivir: "Se les enseña a vincularse con la gente a partir de la fotografía. La calidad de las imágenes es muy buena, y es gente que por primera vez tomó una cámara. La cultura puede ser un detonante muy importante para generar procesos sociales".

Balbina Matías, señora mazahua que radica en el centro de la ciudad, manifestó: "Me siento muy contenta porque no cualquiera da su tiempo para tomarme una fotografía y menos en ese tamaño. Me siento contenta porque estoy ahí en una pared donde toda la gente me puede ver".

Shon Velazco, alumna que tomó fotos a Balbina Matías, dijo: "Vive en la misma cuadra que yo, pero nunca me había atrevido a decirle que me dejara fotografiarla. Siempre me ha llamado la atención pero nunca tuve excusa; le comenté de mi taller, me invitó a su casa y nos hicimos amigas. La fotografía es tratar de ir más allá, es una cosa más íntima y esa sonrisa no la hubiera podido captar sin tener un poco más de confianza. Para nosotros es muy chévere poder tener un espacio donde mostrar el trabajo que hacemos, porque a veces los lugares son para artistas muy reconocidos y no emergentes".

La exposición permanecerá en el Atrio de San Francisco, Madero núm. 7, Centro Histórico, hasta el 17 de mayo.