Muestra al cine como reflejo de los problemas humanos

El filósofo Javier Ordóñez ofreció la conferencia Ciencia e imaginación, donde expuso ocho problemas que ha enfrentado la humanidad en esta relación.
Javier Ordóñez expuso como el humano se ha enfrentado a diversas problemáticas en relación a la imaginación y la ciencia.
Javier Ordóñez expuso como el humano se ha enfrentado a diversas problemáticas en relación a la imaginación y la ciencia. (Foto: Gustavo Mendoza)

Monterrey

Películas como Volver al futuro, Alien o Godzilla no han sido filmadas sólo para entretenimiento del público, sino que en ellas se esconden algunas de las inseguridades más profundos de la humanidad.

El filósofo español Javier Ordóñez expuso como el humano se ha enfrentado a diversas problemáticas en relación a la imaginación y la ciencia, hasta llegar a la actual dependencia (o relación amorosa) hacia la tecnología, es decir, los teléfonos celulares.

Invitado por la Cátedra Alfonso Reyes del Tecnológico de Monterrey, Ordóñez ofreció la conferencia Ciencia e imaginación, donde expuso ocho problemas que ha enfrentado la humanidad en esta relación.

Para exponer el tema relacionó cada una de las problemáticas con el cine. Por ejemplo, ante el miedo de una sociedad hacia el extranjero propuso analizar la saga Alien donde una mujer (que representa a la naturaleza) se enfrenta a algo que no conoce.

O cuando se habló de la paranoia generada a partir de la era atómica, con los referentes de los bombardeos a Hiroshima o Nagasaki, recordó que en este marco Japón creó al mítico monstruo Godzilla, para evidenciar hasta dónde se puede llegar con los experimentos nucleares.

Hoy en día, dijo el filósofo español ante un auditorio repleto, hay quienes se ríen al plantearse la posibilidad de una relación amorosa entre una máquina y un ser humano.

"La gente que no puede vivir sin el móvil (teléfono celular), ése es un ejemplo de dependencia radical. No es necesario que la máquina hable sólo es necesario que nosotros amemos a la máquina, en el fondo la idolatría es proyectar algo sobre un objeto, en ese caso el móvil", apuntó el catedrático de la Universidad Autónoma de Madrid.

A los jóvenes les dijo que la investigación científica no es mala por sí misma, pero los invitó a reflexionar sobre todas las implicaciones éticas que tendrá el desarrollo de esa tecnología.

"Somos capaces de hacer cosas maravillosas pero siempre que las hacemos tenemos que pensar que tienen consecuencias. No que nos impida en hacer la investigación sino que lo hagan de una manera responsable", reflexionó Javier Ordóñez.