Con muestra celebran centenario de Goeritz

"El retorno de la serpiente" visitará también el Palacio de Iturbide y el Museo Amparo.
Nació el 4 de abril de 1915.
Nació el 4 de abril de 1915. (Especial)

México

Para conmemorar el primer centenario del pintor, escultor y arquitecto mexicano Mathias Goeritz, quien nació el 4 de abril de 1915, se montó la retrospectiva El retorno de la serpiente, que actualmente se exhibe en el Museo Reina Sofía, de España, y en los próximos meses visitará el Palacio de Iturbide, en la capital mexicana, y el Museo Amparo, de Puebla.

De manera paralela a la muestra se preparan actividades de orden académico, “estamos por definirlo; lo que sí es un hecho es que se publicará un libro sobre Goeritz para niños y se establecerá una ruta de visita por la obra pública del artista”, a decir de Francisco Reyes Palma, curador de la exposición.

Planteada como un recorrido por los trabajos emblemáticos de Goeritz, la exposición pone de manifiesto cómo el conjunto de su obra y actividad surge de la asunción del arte como proyecto meta-artístico, extendiéndose al ámbito de lo social, lo político y lo público.

El retorno de la serpiente permanecerá abierta al público hasta el 13 de abril en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, de Madrid, para luego exhibirse en el Palacio de Iturbide del 27 de mayo al 27 de septiembre y en el Museo Amparo, de Puebla, del 24 de octubre de 2015 hasta el 15 de febrero de 2016.

Mathias Goeritz nació el 4 de abril de 1915 en Danzig, hoy Gdansk, Voivodato de Pomerania, Polonia, y cursó estudios de Medicina en la Universidad de Berlín durante un año, de acuerdo al portal biografiasyvidas.com

Sin embargo, las inquietudes del joven estudiante eran de índole estética, por lo que se matriculó en la Escuela de Artes y Oficios de Berlín Charlottenburg, y estudió Filosofía e Historia de Arte, disciplina en la que se doctoró.

En su juventud, viajó por Francia, Suiza, Checoslovaquia, Polonia, Austria e Italia, entre otros países, hasta que en 1941 llegó a España y de ahí se trasladó a África del Norte para luego establecer su residencia en México, a partir de 1949.

Con motivo de los Juegos Olímpicos de 1968, Mathias Goeritz promovió la creación de un circuito escultórico urbano conocido como La ruta de la amistad, en el Anillo Periférico de la Ciudad de México, proyecto que incluyó el trabajo de más de una decena de escultores extranjeros que representaron a varios países.