La muestra "Mayas" espera a un millón de personas

La exposición que albergará la Galería de Palacio Nacional está integrada por más de 535 piezas, que incluyen 100 provenientes de Guatemala.
La selección se hizo con los criterios de perfección técnica, expresividad y belleza.
La selección se hizo con los criterios de perfección técnica, expresividad y belleza. (René Soto)

México

La exposición Mayas: revelación de un tiempo sin fin, integrada por más de 535 piezas, que alberga la Galería de Palacio Nacional, aspira a ser vista, según los organizadores, por más de un millón de personas tan sólo durante el primer trimestre de su exhibición.

La intención es ofrecer el panorama más completo sobre la cultura maya, una de las ocho culturas madres del mundo que se desarrolló en cinco países centroamericanos.

En la exposición se ofrece un amplio panorama de dicha cultura hasta nuestros días, a través de estelas, dinteles y dos entierros con sus ofrendas, además de huipiles y diversos objetos que se refieren a la época colonial y contemporánea.

Particularmente se exhiben por primera vez 13 piezas reveladores de la zona maya de Comalcalco, Tabasco, que fueron recientemente descubiertas y analizadas por los especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Rafael Ríos, asesor educativo de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, quien dio el recorrido por la muestra en lugar de los responsables de la curaduría Mercedes de la Garza, y de José Enrique Ortiz Lanz, coordinador de Museos y Exposiciones del INAH.

La muestra más importante que se ha organizado alrededor de la cultura maya, reúne obras selectas y representativas de los distintos momentos que han caracterizado a la cultura maya.

Las piezas fueron seleccionadas por su perfección técnica, su expresividad y su belleza, esa que habla de la capacidad artística alcanzada por los escultores y pintores mayas, en palabras de Mercedes de la Garza, curadora de la exposición, la cual contiene varias piezas inéditas, además de unos 100 objetos provenientes de Guatemala.

Entre las más de 535 piezas, hay algunas que son muy poco conocidas, pero hay otras que resultan emblemáticas y no pueden dejar de estar presentes en esta exposición, como una réplica de la cabeza de Pakal.

Dividida en diversas temáticas, la exposición aborda el mundo religioso, con sus interesantes creencias sobre el inframundo, la muerte y  la vida, de ahí que entre los inéditos destaquen tres tumbas armadas completamente.

Así sobresale la pieza que abre la exposición, el Tablero del Trono del Templo XXI de Palenque, que se descubrió hace poco, y es la primera vez que se exhibe.

Asimismo, destaca el sahumador de sartén con mango, encontrado en el Altar de Sacrificios de Guatemala. “Este sahumador puede considerarse una pieza única, y está fechado en el periodo Clásico Tardío, aunque fue una forma muy popular durante el Posclásico y servía para quemar sustancias adictivas que utilizaban los mayas para comunicarse con los dioses”.

Para ello, las piezas están ordenadas de manera temática en nueve salas, con el fin de mostrar las formas de vida y cosmovisión de los mayas.

La exposición, que fue diseñada en 400 metros cuadrados, podrá ser apreciada por el público que acuda a Palacio Nacional durante los próximos ocho meses, antes de comenzar una gira que la llevará por Brasil y Francia.