Muere el pianista mexicano de jazz Enrique Nery

El compositor falleció a los 69 años a causa de una insuficiencia renal que desde hace siete años padecía.
Tú tienes que saber en la vida de dónde vienes para saber a dónde vas, le dijo su padre.
Enrique Nery (Octavio Hoyos)

Ciudad de México

El 2011 fue un año de tributos, el pianista mexicano Enrique Nery era objeto de varios homenajes por su medio siglo de brillante trayectoria que concluyó con su muerte, tras siete años de batallar contra una insuficiencia renal.

Su cuerpo se fue pero su talento será recordado por varias generaciones de amantes del género, a quienes supo cautivar con su música e interpretaciones.

Enrique Nery nació en la Ciudad de México en 1945. De niño estudió acordeón con su papá pero, a los 11 años, descubrió su verdadero interés: el piano, instrumento que habría de sacar lo mejor de él y que lo convertiría en un “auténtico bohemio sin pretensiones”, como lo llamó el año pasado Alejandro de Luna, en un artículo.

Entre 1957 y 1960 estudió en el Conservatorio Nacional de Música bajo la guía de Aura Pacheco, Carlos Jiménez Mabarak y Rodolfo Halffter, reseña su perfil de Facebook.

La cuenta, que ayer dio la noticia de su muerte y que era administrada por su hija Lilieth Nery, recuerda que a lo largo de su carrera musical realizó arreglos musicales para emblemáticos artistas mexicanos como José José, Eugenia León, Guadalupe Pineda y Vikki Carr.

Formó parte de las orquestas de Dámaso Pérez Prado y Pablo Beltrán Ruiz; de agrupaciones como Lucifer, la Sociedad Organizada del Sonido y BOS; y de grupos como SuperCarlos, de Carlos García, y Coloso, de Rodolfo Popo Sánchez.

Además, grabó diversas sesiones con Pedro Vargas, Armando Manzanero y Marco Antonio Muñiz, y fue director musical de Luis Miguel, Monna Bel y Carlos Lico.

El prodigioso músico se llegó a definir como un “músico que aspira a tener un panorama globalizador. Como músico genérico me puedo subir a cualquier contexto y hacer una diversidad de cosas”.

En los años 90 coordinó talleres de jazz con jóvenes músicos. A inicios de la década pasada, fue parte de uno de los tríos más relevantes del jazz mexicano, con el contrabajista Agustín Bernal y el baterista Tony Cárdenas, recordó el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

En el reconocimiento a su medio siglo de trayectoria artística, en 2011, fue homenajeado por la Coordinación Nacional de Música y Ópera del INBA, “por su importante trayectoria artística y por ser uno de los pioneros del jazz en México”. Allí, consideró muy valioso que las autoridades artísticas y culturales del país sigan abriendo espacios para que no se margine a los ejecutantes del género.

Nery contaba con más de una decena de discos en su haber, aunque a lo largo de su vida musical figuró no sólo en el campo del jazz, pues también incursionó en otros géneros musicales.

The New Mexican Sound of Enrique Nery, Perseverancia,Dueto Nery/Lopez, Contrastes, Ambiance, From Mexico to the World, Solo Sessions, Mexicanista, ¿Quién eres tú? y Toda una vida, son los álbumes de los que se tiene registro.

El pianista llegó a señalar que su labor podría resumirse en una palabra: “Retribución. Retribución a la tierra, a la música, a mis padres. No me mueve más nada”, aseveró en su momento.