¿Qué motivó al agresor de NL? Una criminalista responde

Una psicóloga criminal conversó con MILENIO acerca de las posibles motivaciones del atacante en la escuela de Nuevo León.
A partir de la información disponible, una psicóloga criminal da su opinión del ataque en una escuela de Monterrey.
A partir de la información disponible, una psicóloga criminal da su opinión del ataque en una escuela de Monterrey. (Especial)

Ciudad de México

Quienes han seguido los hechos de la mañana del miércoles en el Colegio Americano del Sureste —e incluso quienes vieron el video—, con frecuencia se preguntan cuál habrá sido la motivación del agresor para haber cometido esos actos. En una entrevista exclusiva con MILENIO, Guadalupe Gutiérrez Arias, psicoanalista y psicóloga criminal, nos compartió su opinión profesional sobre el asunto.

TE RECOMENDAMOS: Reportan graves a maestra y alumno heridos en ataque en escuela de NL

La primera interrogante que se hace la doctora Gutiérrez Arias es: ¿Qué habrá sucedido para que este joven haya llegado a una decisión tan tajante en su vida? Su primera sospecha —según nos compartió en la charla— fue el bullying, el cual ya fue completamente descartado, pues el agresor, sin ser necesariamente popular, tampoco era rechazado en su grupo; de modo que su segunda hipótesis fue "el manejo de la violencia y de la agresión" en el entorno familiar, primero, y de ahí llevado al ámbito escolar.

Sobre la decisión última de quitarse la vida —la cual es una constante en este tipo de agresiones, como se puede leer aquí—, la criminalista acotó que hay que considerar dos circunstancias: la primera, es que este acto es una conducta triunfalista en la que el agresor mantiene el control de la situación y en la que, literalmente, él "tiene que dar la última palabra y el último acto", lo cual es, en cierto sentido, una actitud narcisista; en segundo lugar, es un modo de no asumir las consecuencias de sus actos, "porque de esta manera su nombre pasará a la historia sin mayor consecuencia".

Por otro lado, la psicóloga descartó que la influencia de los videojuegos o los medios electrónicos fuera decisiva; en su opinión, el impulso principal de este acto es "la falta de respeto y consideración hacia la vida"; es decir, no se trata de juzgar al padre y sus aficiones —aclaró la especialista—, pero si se toma como pasatiempo o deporte la cacería, donde el objetivo es matar, "el reconocimiento y el gran aplauso se obtiene es por haber matado"; entonces, la línea de conducta de un joven bajo esta influencia —especialmente a los 15 años, cuando no hay conciencia, criterio ni un juicio desarrollados ni consolidados. "Si no hay respeto por la vida —señaló la doctora Gutiérrez—, ni consideración por cualquier otro ser vivo, al mismo nivel, la influencia de los videojuegos pasa a un segundo plano".

TE RECOMENDAMOS: Arma de agresor de NL era de su papá, aficionado a la cacería

La psicoanalista también abrió la interrogante sobre qué tanta conciencia de sus actos puede tener un adolescente: "El juicio y el criterio tienen que ver con la edad, pues a los quince años el lóbulo frontal —donde se encuentra el área del juicio— no ha madurado completamente; por eso es que los adolescentes se creen omnipotentes e invencibles, y esa es una de las circunstancias que se observan con este chico".

Finalmente, sobre el impacto social de estos hechos, Gutiérrez Arias no mostró mucho optimismo: en su opinión, en este momento, cuando el asunto está "caliente", se reforzarán las medidas de seguridad y de prevención en las escuelas y entre los adolescentes; pero al pasar el tiempo, como a menudo sucede, la sociedad irá olvidándose de este incidente. "Espero equivocarme; pero creo que el olvido será paulatino… e inevitable", concluyó la especialista en conducta criminal.


FM