• Regístrate
Estás leyendo: Misión revela sorpresas sobre meteorito que extinguió a dinosaurios
Comparte esta noticia
Viernes , 22.06.2018 / 17:40 Hoy

Misión revela sorpresas sobre meteorito que extinguió a dinosaurios

Una expedición al cráter Chicxulub reveló que el meteorito impactó sobre tierra firme y que el nivel del mar estaba mucho más alejado de la línea de costa actual durante la última glaciación.

Publicidad
Publicidad

AFP

Sin buscarlo, científicos de la Misión 364 —la primera en la historia que exploró un cráter por impacto de asteroide bajo el mar— encontraron evidencia de que el nivel del mar era más bajo que ahora durante la última Edad de Hielo.

TE RECOMENDAMOS: En 20 años podríamos hallar vida fuera de la Tierra: NASA

El titánico estudio del cráter Chicxulub, que mide unos 200 kilómetros de diámetro y se encuentra en el Golfo de México, busca descifrar el misterio de la extinción masiva —incluida la de los dinosaurios— que trajo el asteroide hace 66 millones de años, además de descubrir cómo fue rebrotando la vida e incluso encontrar pistas sobre la posibilidad de vida en otros planetas.

Pero los primeros resultados han traído "sorpresas", dijo este miércoles Jaime Urrutia, presidente de la Academia Mexicana de Ciencias y líder de la misión, durante una conferencia de prensa en el Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Los científicos confirmaron que el nivel del mar estaba mucho más alejado de la línea de costa actual durante la última glaciación.

Durante las perforaciones submarinas en el cráter, a 33 kilómetros de la costa, "se descubrieron unas estructuras en el piso en forma de círculos (...) La única forma en que se construyen es por disolución de carbonato y para que se disuelva el carbonato tiene que estar expuesto al aire", explicó Urrutia.

Entonces, "la península (de Yucatán) era literalmente más grande" entre 23 mil y 18 mil años atrás, subrayó sonriente.

Esto hace suponer a los científicos que en el momento del impacto, el cráter se encontraba por completo en área continental y no como ahora, con una mitad bajo el Golfo de México y la otra sobre la península de Yucatán.

A principios de abril, geólogos, paleontólogos y microbiólogos del mundo instalaron sus laboratorios durante dos meses en la imponente plataforma Myrtle para estudiar la huella que dejó un asteroide en el periodo Cretácico.

Perforaron con maquinaria pesada un delgado túnel de 1.5 km de profundidad bajo el suelo marino y extrajeron más de seis toneladas de roca para estudiarla.

Pese a los resultados obtenidos hasta ahora —publicados en la revista Science—, aún no han podido dilucidar los procesos que formaron el "anillo de picos", una cordillera circular con un radio de unos 30 km, que se encuentra cerca del cráter. Pero sus análisis continúan en laboratorios especializados de Bremen, Alemania.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.