Casa Fernández, nuevo espacio cultural en sur de Tamaulipas

Con la tutela de Vive la Cultura A.C. se busca que este sitio alternativo sea una oportunidad más para los artistas locales.

Tampico

En mayo del 2013 la Casa Gándara, uno de los inmuebles históricos de Tampico, reabrió sus puertas para ofrecer un espacio a los artistas donde pudieran exponer sus obras y presentaciones.

En septiembre del presente año Mirada Continua, agrupación de fotógrafos, se instaló también en un edificio de la zona centro, y el pasado 03 de noviembre la Casa Fernández comenzó a operar como recinto cultural, sumándose a los atractivos del primer cuadro. Este inmueble servirá de plataforma para que los creadores aprovechen la locación como escenario.

Armando Vargas, presidente de la asociación Vive la Cultura A.C., mencionó que se llegó al acuerdo con los dueños para utilizarla como sede de la organización fundada en el 2010.

"Se instalaron 3 salones de exposiciones y un área denominada 'Sala Fernández' en agradecimiento, se realizarán talleres de manualidad y diferentes técnicas. Estamos teniendo exhibiciones rotativas, sesiones de literatura, poesía, cuentacuentos y planeamos hacer conferencias, todo lo que encierre la cuestión artística y cultural".

Expuso que las obras y objetos mostrados están a la venta, lo que permite la comercialización del arte para aquellos interesados en comprar u ofertar sus creaciones.

"Existe apertura para toda clase de proyectos, solo deben acudir al recinto e informar su propuesta". Añadió que visitar el edificio es como ir a un museo, debido a que "conserva los ventiladores de cielo originales, se procuró el rescatar de la casa para darle vida".

En este sentido, Marco Antonio Flores, cronista de la ciudad, recordó que quien la mandó a construir fue Luciano Fernández, un español que tras naufragar cerca de Tuxpan decidió trabajar en Veracruz como cargador, después fue traído por sus dos hermanos mayores a Tampico donde Ángel Sainz, cónsul de España, lo contrató como dependiente de un comercio de quinqués. Cerca de 1912 obtiene su liquidación por lo que compró la tienda, un establecimiento en el mercado y un hotel.

"Decidió casarse con Heliodora Viñas y vivieron en la calle Díaz Mirón, en una casa de tres pisos que data de 1880 y adquirieron desde la esquina de la calle 20 de Noviembre hasta la Sor Juana Inés de la Cruz". El historiador detalló que para construir la Casa Fernández, mandaron traer de Barcelona a un arquitecto de apellido Aricheaga, que inspirado en el modernismo español terminó de edificar el hogar de la familia en 1926 sobre un terreno irregular.

Al describir el lugar, el documentalista detalló que los techos poseen forma curva, hay ventanales, piso de pastas "y en el patio se puede observar un foro donde se llevaron a cabo veladas literarias, también hay un pozo decorado con azulejos y tapa metálica y soporte central de herrería, además del pequeño sótano con una entrada de 50 centímetros que a muchos les causa misterio".

Añadió que en los años 50's fue rentada a Clementina García, que colocó una maternidad que después se mudó a la Casa Gándara; antes de eso fue alquilado por el dueño del Hotel Inglaterra.

"El propietario de apellido Bouza utilizó la residencia para tender sábanas en la azotea, cosa que era mal vista en aquella época y que provocó el retiro del contrato por parte de Heliodora Viñas". El inmueble fue heredado por su hijo Luciano Fernández.


JERR