• Regístrate
Estás leyendo: Con un millón de árboles de teca devuelven selva a Yucatán
Comparte esta noticia
Miércoles , 17.10.2018 / 22:57 Hoy

Con un millón de árboles de teca devuelven selva a Yucatán

El proyecto en el municipio de Tizimín logró regresar la vocación forestal a una zona devastada por la tala inmoderada y la ganadería; miles de hectáreas ya eran pastizales.

Publicidad
Publicidad

Con una inversión de 200 millones de pesos, la empresa Bienes Ecológicos (Bieeco) realizó la primera plantación forestal de más de un millón de árboles de teca, en una extensión de mil 200 hectáreas en el estado de Yucatán.

Dicho proyecto ecológico —iniciado en 2011— en el municipio de Tizimín logró devolver la vocación forestal a una zona devastada por la tala inmoderada y la ganadería, pues miles de hectáreas de selva ya eran pastizales.

Con un presupuesto de 400 millones de pesos estimados para la operación total, Bieeco invirtió en el proyecto ecológico más importante del estado, a través del cual se logró crear una cultura forestal en la zona y de manera paralela se dejó una reserva de 250 hectáreas de selva, enriqueciéndola con árboles nativos como la caoba, el cedro, el maculís y el ciricote.

Con ello se promueve la produ- cción de oxígeno a la atmósfera, la captura de carbono y mejora la fertilidad del suelo. Al mismo tiempo se protege la fauna local, ya que la plantación y la reserva sirven como refugio y hogar de varias especies que, con la tala inmoderada, se vieron obligadas a dirigirse a otros sitios.

“La biodiversidad ha regresado a esta región de Tizimín, en Yucatán, ya que recientemente han sido captados en fotografías dentro de la plantación jaguares, ocelotes, jabalíes, armadillos, mapaches, monos araña y lagartos”, señaló Rubén Quezada, director general de la división de Bienes Ecoforestales de Bieeco.

En ese sentido, Quezada agregó que “el terreno en el que se estableció la plantación era un rancho ganadero en cuya superficie había pasto y no se taló ningún árbol o selva”.

La empresa ecológica donó al municipio de Tizimín una remesa de palmas, que a su vez entregó a escuelas y a las comisarías para promover la reforestación.

De tal forma, Jorge Vales Traconis, presidente municipal de Tizimín, hizo un llamado al sector empresarial “para seguir el ejemplo de una empresa socialmente responsable que, además de generar economía, tiene un compromiso con el medio ambiente”.

Además, reconoció a Bieeco por reactivar la economía en el oriente del estado y por establecer un programa social que impacta en el desarrollo no solo de sus trabajadores sino de la sociedad.

Un total de 841 hectáreas de teca están divididas en 16 lotes de plantación, cada uno de 50 hectáreas, en promedio; las edades de los árboles van de dos a seis años y la plantación en su totalidad cuenta con sistemas de riego por goteo.

La madera de teca se utiliza para hacer muebles para exteriores, pisos, barcos y otros productos que requieren resistencia a la intemperie. La teca se caracteriza por su durabilidad natural en condiciones climáticas extremas. No necesita estar protegida, es una madera única que, si se deja en su estado natural, es prácticamente libre de mantenimiento.

Rubén Quezada destacó que se decidió invertir en Yucatán debido a los niveles de seguridad y de paz social, que contrastan con lo que sucede en otros estados del país.

En 2016 Bieeco obtuvo el distintivo de Empresa Socialmente Responsable, debido a su filosofía de apoyo a sus colaboradores, ya que gestionó la construcción de 22 casas de concreto, dos comedores comunitarios y proyectos productivos de crianza de ganado vacuno, bovino y porcino.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.