Olvidan autoridades obra mutilada de Gerardo Cantú

La pieza está ubicada sobre el Paseo Santa Lucía y luce 28 mosaicos faltantes o destruidos, algunos de ellos tirados en el suelo.
El mural “De dónde venimos, qué somos y a dónde vamos" fue realizado en la administración de José Natividad González y costó 236 mil pesos.
El mural “De dónde venimos, qué somos y a dónde vamos" fue realizado en la administración de José Natividad González y costó 236 mil pesos. (Eduardo Mendieta)

Monterrey

La reproducción de la obra de Gerardo Cantú, pintor de talla internacional, realizada en el 2007 en el Paseo Santa Lucía, luce olvidada por el Gobierno del Estado debido a los 28 mosaicos faltantes o destruidos, algunos de ellos tirados en el suelo sin ser repuestos.

Es visible el descuido del mural "De dónde venimos, qué somos y a dónde vamos", que costó 236 mil pesos, según los pagos hechos el 6 de septiembre del 2007 en el portal oficial del Gobierno del Estado, en su apartado de Transparencia.

La obra fue ejecutada durante la administración del entonces gobernador, José Natividad González Parás, en los talleres "Piedra Cometa", bajo la dirección del escultor regiomontano David Gerstein Charles.

El mural está ubicado a unos metros de la avenida Félix U. Gómez, entre la Plaza Circulo Infantil y Plaza La Marina, a espaldas de la planta de energía eléctrica del IMSS, sobre el Paseo Santa Lucía.

De la reproducción del artista nacido en 1934 en Nueva Rosita, Coahuila, pero regiomontano por adopción, desaparecieron 28 mosaicos de cerámica.

Incluso, una de esas piezas fue colocada en forma horizontal recostada en uno de los barandales de acceso al portón número 9 ubicado frente al lienzo, sin ser vuelto a colocar o a reponerlo, por lo que cualquier persona puede llevárselo.

La obra de Cantú la complementan otros murales con técnica de vitromosaico, conformado por las piezas "Beso robado en primavera", "El carrusel" y "La carrera de obstáculos".

"Este mural es una reproducción de la obra del pintor Gerardo Cantú (...) la técnica que se utilizó es la de calcomanía vitrificable sobre 675 mosaicos de cerámica horneados a 850 grados centígrados.

"Esta obra se realizó en agosto del 2007 durante el gobierno de José Natividad González Parás", señala la información grabada en el mismo mural.

Una guardia de Parque Fundidora informó que no sabía si las autoridades estatales restaurarían la pieza.

"Yo tengo poquito aquí, de hecho, pero no sé si lo van a arreglar, ya ve que los de la casa uno no los pone. Por cierto, ahí está uno (mosaico tirado), mire", señaló.

AVF