Tribeca Film Festival: Fanatismo religioso y desigualdad

Este año se estrenaron varios documentales que confirman la estirpe de este género cinematográfico. Particularmente satisfactorios son los que polemizan con el extremismo religioso y la desigualdad.
Escena del documental 'Courtship'.
Escena del documental 'Courtship'.

Ciudad de México

Este año se estrenaron varios documentales que confirman la estirpe de este género cinematográfico. Particularmente satisfactorios son los que polemizan con el extremismo religioso y la desigualdad, temas que nos atañen muchísimo. Algunos llegarán a los cines mexicanos, otros podrán verse en televisión o en Internet. A continuación, unos comentarios sobre los títulos que no debe perderse.

Among the believers (Entre los creyentes) explora la propagación del islamismo fundamentalista. La cámara sigue a Abdul Aziz, líder de Lal Masjid, la mezquita más importante de Paquistán. A través de su biografía y la de su padre, ilustradas mediante películas de archivo, se recorre la historia de esta institución. El relato parte del fortalecimiento de la mezquita en los años ochenta mediante el reclutamiento y el entrenamiento de rebeldes patrocinados por Estados Unidos para luchar contra las tropas soviéticas en Afganistán. Concluye en el presente, cuando los militantes fundamentalistas luchan contra el gobierno de Paquistán con el fin de imponer la ley Sharia.

Muestra cómo a través de las madrazas de la mezquita está construyéndose el ejército del islamismo extremista. En estas “escuelas”, legiones de niños paquistaníes y afganos son entrenados para obedecer ciegamente, para memorizar el Corán sin aprender su significado y para dedicar su vida a la guerra santa prometiendo lealtad al Estado Islámico. Además, hay escenas que testifican que muchos padres no advierten que, a cambio del albergue, el vestido y el alimento que ofrecen las madrazas, sus hijos son radicalizados para dar su vida en la defensa de los intereses de imanes extremistas.

El único personaje esperanzador es el doctor Pervez Hoodbhoy, uno de los físicos nucleares más importantes de Asia del Sur y quizás el intelectual preeminente de Pakistán. El doctor encabeza el movimiento en contra del extremismo en su país. Hoodbhoy confronta a Abdul Aziz, cara a cara, en defensa de la razón.

Hoy, cuando ISIS, Boko Haram, los talibanes y Al Qaeda aterrorizan al mundo entero, el documental ofrece una visión oportuna y pertinente sobre el extremismo musulmán.

El fundamentalismo también penetra otras religiones. El evangelismo radical es el tema de The Armor of Light (Armadura de luz) y de Courtship (Cortejo). La primera lidia con el hecho de que en Estados Unidos, ser pro–vida es ser pro–armas. La segunda conel Movimiento Patriarcal Cristiano.

Los asesinatos de médicos de clínicas de abortos y la epidemia de homicidios masivos que han sacudido a Estados Unidos, convencieron a Rob Schenck, un reverendo evangelista y activista antiaborto, de que debía oponerse a los miembros de su iglesia, defensores de la libertad de portar armas. Schenck insiste que ser pro–vida debe referirse a la defensa de todas las etapas de la vida y, por tanto, busca apoyo para el control de armas. Algo en lo que no ha tenido éxito.

Courtshipsigue a una mujer que, tras varios romances fallidos y ante la perspectiva de tener que merodear por bares o hacer citas con extraños a través de Internet para conseguir pareja, decide integrarse al “patriarcado cristiano”. En este movimiento, los padres son responsables de encontrar maridos para las hijas y bajo su supervisión los hombres las cortejan. No hay citas y el sexo se posterga hasta el matrimonio. El rol de la mujer se limita al de esposa y madre: obedece en todo al marido, cuida de la casa y educa a los hijos. La vida de una mujer antes del matrimonio se enfoca en aprender estos “dones”.

Muchos renuncian voluntariamente a la libertad por miedo a la soledad. Por desgracia, sea cual sea el culto, el fanatismo es siempre peligroso porque demanda subordinación sin cuestionamiento.

Code (Código) también se refiere al precio del patriarcado. La película propone cómo eliminar la brecha de géneros en la computación. Describe la siguiente situación: a pesar de que las mujeres han desempeñado un papel esencial en la evolución de la programación, y a pesar de que cada año se necesitan más programadores, en los últimos treinta años el porcentaje de mujeres en la profesión se ha reducido a la mitad. En las empresas de alta tecnología más reconocidas como Facebook, Google y Apple, el 82 por ciento de los programadores son hombres. Code argumenta que las mujeres tenemos desventajas. No, no son innatas como a muchos hombres les gustaría que fueran. Son culturales. La mayoría de los juguetes que se producen para las niñas no desarrollan habilidades matemáticas. Las adolescentes casi nunca son estimuladas para adquirir estas habilidades. Y las adultas son discriminadas. Una programadora no es bienvenida en el ambiente masculino de esta profesión. Los colegas no la consideran parte del equipo y los jefes rara vez la ascienden de puesto. Para lograr el cambio, asegura la documentalista, es necesario deshacerse de los prejuicios en contra de las mujeres. Hacerlo beneficiaría a toda la sociedad. Al incluirlas, las empresas se nutren de puntos de vista alternativos que contribuyen a una mejor toma de decisiones y a mayor creatividad. Como resultado, las empresas son más innovadoras y atienden mejor las necesidades de la población.

También se vive una época de enorme desigualdad económica. Requiem for an American Dream (Réquiem de un sueño americano) y The Emperor’s New Clothes (El nuevo traje del emperador)abordan el tema. En Requiem, Noam Chomsky, uno de los más brillantes pensadores contemporáneos, ofrece un análisis de la reciente crisis financiera, el dinero, el poder y la democracia. Mientras que, mediante escenas urbanas, en The Emperor’s…el cómico y activista Russell Brand ilustra los mismos conceptos presentándolos como una comedia de humor negro. Uno y otro señalan el desmantelamiento de las restricciones financieras que se realizó en los años setenta, siguiendo la idea de que el libre comercio produciría naturalmente un efecto de goteo, como lo que disparó la enorme desigualdad  en la que vivimos hoy. Aunque sostienen que desde entonces ha habido crecimiento, la distribución del ingreso y la riqueza es más injusta.

Las consecuencias trascienden el dinero. Chomsky dice que si alguna vez hubo democracia, ya no existe. Los dueños y los directores de las instituciones financieras y de las multinacionales son los que deciden quién gobierna, cómo se manejan las crisis económicas y cuál es la política tributaria. Y claro, estas decisiones siempre los favorecen. Brand opina que la movilidad económica está paralizada. Y es que, como en el medievo, hoy la herencia es el índice más importante del destino económico de una persona.