Plagio: ¿impunidad o trastorno?

Guía Visual.
Obra plagiada.
(Especial)

Ciudad de México

Durante las últimas semanas se ha hablado mucho en redes sociales de los plagios de una tapatía que parece no registrar las reacciones que está causando entre los artistas de su tierra. Artistas como Segio Garval, José Antonio Castillo Riaño y otros denunciaron que una obra de Paola de Ávalos había sido copiada. Otros internautas recordaron que no es la única pieza copiada por Karla de Lara: también se “apropió” de una imagen de Frida Kahlo y la modificó ligeramente mediante el Photoshop. La imagen de Kahlo es de Alexey Kurbatov, ilustrador ruso, y realmente apenas se distingue la diferencia entre su retrato y el de esta mujer que se dice “artista”. Llama la atención la defensa que esta mujer  hizo de sí misma en diarios y noticieros, pues “apropiación” para ella es “un proceso artístico que toma elementos ya existentes de otras obras para crear una nueva”.


Premios devueltos

De Ávalos ya está apoyada por abogados, pero hasta el momento de escribir esta columna no había decidido si demandar o no. Lo que sí es evidente es que su retrato de Benito Juárez fue realizado dos años antes de ser copiado por la “artista”, que simplemente tomó la imagen de un anuncio público y le hizo Photoshop. A principios de este año, esta cronista tuvo que lidiar con el problema creado por un falso autor de crónica que plagió —cambiando muchas palabras pero dejando casi intacta la estructura— un texto de Gerardo Lammers publicado en 2002. Lo asombroso con este individuo fue que, como sucede en el caso de la tapatía, no era la primera vez que era descubierto. Ya había perdido un premio de ensayo anteriormente, lo mismo que perdió el premio de crónica de Punto de Partida, y tuvo que devolver el monto asignado la segunda vez que fue descubierto. El esposo y representante de la mujer que plagió —Juan Carlos Fernández de Lara— a Kurbatov y a De Ávalos escribió en su muro de Facebook que la envidia provoca estas acusaciones: “Siendo Karla una figura pública y exitosa, siempre existirá polémica, el éxito genera la molestia de unos”.


Sin valor legal

Ricardo Ramírez Palos, abogado especializado en la propiedad intelectual y los derechos de autor, declaró por estos días que el término “apropiación” no tiene valor legal. La cuestión se complica porque la artista plagiada no registró su obra: “No la tengo registrada porque nunca pensé en hacerlo… jamás pensé que llegara a pasar esto”. Y al no tener el correspondiente Certificado de Registro de Obra, proporcionado por Indautor, es imposible demandar. Además, cabe la posibilidad de que Karla de Lara haya registrado como suya la pieza plagiada. De Ávalos, en ese caso, tendría que entablar un juicio para declarar la nulidad de la autoría.


Falsa autora

La falsa autora ha sido calificada de pseudo artista (Fritzia Carranza) y como artista de lo ajeno (Óscar Gómez) entre la comunidad tapatía. También se ha hablado de desprestigio estético o se ha cuestionado dónde queda la intuición creadora. A esta cronista se le ocurren solo dos explicaciones: o la plagiaria se mueve en las aguas de la impunidad (presuntamente su esposo fue funcionario público) o bien está un poco mal de la cabeza. O las dos cosas: roba la obra de otros porque sabe que no va a pasar nada y está un poco trastornada. De hecho, creo que el falso cronista del que hablé antes fue más hábil al modificar términos y párrafos cortos de la crónica que plagió. Aquí es todo tan obvio que hay una cuarta posibilidad: su IQ no es muy alto. En el diario Mural se entrevistó a De Lara, quien dijo haber visto en una lona, colgada de la fachada del Palacio Federal de Guadalajara, y haberle tomado una fotografía para hacer “su” cuadro pues nadie le supo decir quién había hecho “Reforma”, la obra de De Ávalos que es en realidad un retrato de Benito Juárez. Más adelante dio otra explicación, que ya no vale la pena citar aquí, y agregó, magnánima: “Si esta obra es original de ella, yo no tengo problema en dárselo (el crédito), finalmente es una apropiación de obra”. La falsa autora ha hecho también retratos del cantante Alejandro Fernández y Aristóteles Sandoval, actual gobernador priísta de Jalisco. Con alguna de las obras plagiadas participó en el Salón de Octubre 2013, que se realiza cada año en Guadalajara, pero no sucedió nada (a pesar del escándalo en los medios). ¿En este país la impunidad ha tocado todos los ámbitos?