La espectacular ópera rock

Musicópata.
La ópera rock sigue siendo un género favorecido por las mentes creativas de la música
La ópera rock sigue siendo un género favorecido por las mentes creativas de la música (Especial)

Ciudad de México

El género escénico de la ópera rock quedará ligado para siempre con el siglo XX, ya que fue a partir de la segunda mitad de los años sesenta cuando aparecieron las primeras obras de esta especialidad musical. La ópera rock se distingue de la ópera tradicional porque en su partitura, además de las voces que habitualmente se utilizan en la ópera, agrega los estilos y ritmos de la música rock.

El grupo inglés The Who es uno de los grandes pioneros del género. Liderados por el genial Pete Townshend, los integrantes del grupo diseñaron por primera vez un disco en el que las canciones contenidas no eran independientes unas de otras, sino que el disco completo contaba una sola historia. Esa producción fue Tommy, ópera rock que en 1969 se popularizó por el mundo, aunque un año antes el grupo Pretty Things había escrito la obra SF Sorrow, que tiene el honor de haber sido la primera de este estilo. Tommy, siendo la segunda, dio origen al término “ópera rock” que se viene usando desde hace 45 años para identificar al género.

En 1975, Tommy fue adaptada para el cine. La dirigió el británico Ken Russel. Fue protagonizada por Roger Daltrey en el papel de Tommy e incluyó la participación de Elton John, Tina Turner, Eric Clapton, Arthur Brown y Jack Nicholson.

Desde entonces, otras óperas rock han alcanzado celebridad. Entre ellas destaca The Wall, del grupo Pink Floyd, que se representa siempre mediante un costoso espectáculo en vivo y que fue llevada al cine por el director Alan Parker.

También son importantes: The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars, de David Bowie; The Lamb Lies Down on Broadway, del grupo Génesis; Jesus ChristSuperstar, de Andrew Lloyd Weber y Tim Rice; Quadrophenia, la segunda ópera rock de The Who, y A Night at the Opera, del grupo Queen.

La primera ópera rock escrita en español fue La Biblia, del grupo Vox Dei. Se estrenó en el Teatro Presidente Alvear de Buenos Aires en 1971. En México, el grupo de rock Cristal y Acero produjo en 1984 Kumán, ópera rock muy bien desarrollada en torno a un personaje al estilo de Tarzán. En ella debutó la cantante Tatiana, que entonces tenía 15 años.

Otras óperas rock en español destacadas han sido: La Hija de la Lágrima, de 1994, del compositor y cantante argentino Charlie García, en donde cuenta la historia de una gitana española. Jesús de Chamberí, del grupo español Mago de Oz, data de 1996 y trata sobre un segundo regreso de Jesucristo a la tierra. El cubano-mexicano José Fors presentó en 2009 Dr. Frankenstein, la ópera rock, que tuvo buenas críticas gracias a una versatilidad musical que va desde la polka y la balada hasta el rock más pesado.

Sin duda, a poco más de 45 años de su nacimiento, la ópera rock sigue siendo un género favorecido por las mentes creativas de la música. Ojalá usted tenga pronto la oportunidad de asistir a uno de estos espectáculos donde el rock se amalgama con otras bellas artes para crear la experiencia dramática más extraordinaria.