• Regístrate
Estás leyendo: Mila Kunis y Kristen Bell: “Siempre amarás a tus hijos, pero a veces no te caen bien”
Comparte esta noticia
Jueves , 18.10.2018 / 15:52 Hoy

Mila Kunis y Kristen Bell: “Siempre amarás a tus hijos, pero a veces no te caen bien”

A la cabeza de ‘El club de las madres rebeldes’, comedia que proyecta los matices felices, sufridos y cómicos de la maternidad, estas actrices conversan sobre esta experiencia fílmica


1 / 3
Publicidad
Publicidad

En El club de las madres rebeldes, dirigida por Jon Lucas y Scott Moore, creadores también de la trilogía The Hangover (¿Qué pasó anoche?), se exploran de manera muy cómica e irreverente algunos aspectos de la maternidad en nuestros días.

Amy, el personaje de Mila Kunis (Ucrania, 1983), es una madre divorciada que trabaja demasiado y se siente poco apreciada; por ello, decide aliarse con sus amigas y hacerse fuerte para emprender un proceso de reivindicación. Su mejor amiga y cómplice es Kiki, una mamá “de tiempo completo”, interpretada por Kristen Bell (Michigan, 1980). Las actrices conversaron con Dominical MILENIO sobre la experiencia de este rodaje y del reparto, que incluye a Kathryn Hahn, Annie Mumolo, Jada Pinkett Smith y Christina Applegate, quien interpreta a una estricta madre rival. La cinta se estrena en México este fin de semana.

¿La película busca dirigirse a todo tipo de mamás?

Kristen Bell: Yo pienso que aquí, de un modo u otro, se ven reflejados todos los matices de la maternidad, como dices, todos los tipos de madre, aunque se filtran a través de un tono de comedia, claro. Por ejemplo, la que yo interpreto, Kiki, es una mamá de cuatro niños que se queda en casa y, aunque los adora, a veces está que se sube a las paredes… Es que hay tantos tipos de madres que resulta divertidísimo asomarse a ellos.

Mila Kunis: También está Carla (Kathryn Hahn), que no sabe ser madre soltera, pero lo toma con filosofía y aprende de sus hijos, que son más maduros que ella (risas). O Gwendolyn (Christina Applegate), que es la Stepford Mom (un tipo de mujer perfecta en el ámbito doméstico) y te mete miedo. Yo soy la madre adicta al trabajo y a veces desesperada por un descanso. En fin (risas), creo que las representamos a todas.

¿Han conocido madres así en la vida real?

KB: ¡Desde luego! ¡La mía, para empezar!

MK: ¿Quién no conoce una mamá así? (risas). Creo que todas nosotras tenemos un poco de cada una de las madres que aparecen en la película. Ser mamá muchas veces es muy difícil. Pero también es lo más maravilloso. Es decir, una vez que lo eres, no puedes imaginar tu vida de otra manera. A mí me pasó.

¿Cómo son ustedes como madres? (Mila está casada con Ashton Kutcher, tienen una hija, y esperan su segundo bebé este año. Kristen tiene dos hijas con su marido, Dax Shepard)

KB: Mis hijas son menores de tres años, así que creo que soy una madre diferente cada día.

MK: Estoy muy pendiente de mi hija, soy una mamá ciento por ciento involucrada con ella. Aunque a veces me relajo, otras me pongo sobreprotectora y otras veces me da impaciencia que todavía no sepa leer y no pueda compartirle tantas cosas (risas). Pero es la persona más importante de mi mundo.

KB: Otro detalle es que a ahora través de internet hay mucha información sobre la crianza de los niños, tanta que no paras de enterarte de técnicas nuevas o de comentarios y experiencias de otras mamás y piensas: “¡Oh, no lo había pensado así!”, y te preguntas si lo estarás haciendo bien.

MK: Sé de lo que hablas. Todos los datos que lees por ahí y que luego resultan contradictorios. Un estudio dice que algo es bueno y al día siguiente lees un libro que dice todo lo contrario. Casi en cada país hay una forma de criar a los niños. A veces tanta información puede ser confusa. Yo me apoyo en mi instinto y también lo consulto con mi mamá.

¿Sus madres han sido un apoyo en cuestiones de crianza?

KB: Mi mamá es enfermera. Cuando las niñas se resfrían o se enferman es la primera persona a la que llamo. Siempre me tranquiliza porque tiendo a ser un poco alarmista. “Son bebés”, me dice, “claro que van a enfermarse”.

MK: La mía es una mamá y una abuela fantástica. Siempre le llamo para hacerle consultas. La tengo en marcado instantáneo en mi celular para cualquier cosa. Y es muy paciente conmigo. Finalmente ella pudo criar a dos hijos, así que conoce muy bien el oficio (risas).

¿Cómo fue trabajar con dos directores simultáneamente? ¿Lo habían hecho antes?

KB: Para mí fue la primera vez y la descubrí como una gran experiencia, porque ambos se complementan.

MK: Lo que ellos hacen es alternarse escena por escena. Mientras uno tiende a dirigir actores, el otro controla los detalles técnicos y a veces también se intercambian. Scott y Jon trabajan muy bien juntos. A diferencia de Kristen, yo ya había trabajado tres veces con dos directores al mismo tiempo; en realidad pienso que hoy en día ese esfuerzo colaborativo es mucho más frecuente de lo que parece.

KB: Dirigir una película es muy complicado, casi tanto como ser mamá (risas), así que es mejor tener toda la ayuda posible.

¿Qué fue lo que más les atrajo de la película, lo que las convenció de hacerla?

KB: ¡El guión! ¡Yo quería interpretar a todas las mamás! Me encantó en cuanto lo leí.

MK: Sí, definitivamente el guión. Cuando lo leí por primera vez, el personaje de Amy estaba asignado a otra actriz, pero más adelante ella no pudo hacerlo. Entonces me dieron a escoger a la mamá que yo quisiera y yo respondí que interpretaría la que me dijeran. Me enamoré de todas y cada una de ellas, son buenos papeles. Toda la película se veía tan bien que simplemente quería formar parte de este ensamble.

KB: ¿Sabes qué pasa? Creo que el guión conectó totalmente con nosotras.

MK: ¡Todas somos mamás! Con hijos de todas las edades, desde las que tenemos bebés hasta las que tienen adolescentes, como Jada. Y todas hablamos de nuestra experiencia como madres durante el proceso de producción, entre nosotras y con los dos directores. Me parece que era importante para ellos contar con gente que realmente entendiera esta historia. Después de todo, no solo somos actrices, también somos público.

¿De algún modo les sorprendió que fueran directores hombres quienes escribieran la trama?

MK: En absoluto. Si has visto la trilogía de The Hangover, sabes que tienen una gran visión cómica y que no pretenden cambiar al mundo, sino ofrecer un entretenimiento total. Además, cuando los conoces te das cuenta de que son hombres encantadores que aman y respetan a sus parejas y que escribieron el guión como homenaje a las madres de sus hijos.

KB: ¡Y a sus madres también! (risas). Nos contaron que cuando estaban escribiendo el guión cenaban con grupos de madres y hablaban con ellas de sus hijos. Algunas de estas conversaciones están plasmadas directamente en la película. Por ejemplo, una vez conocieron a una madre que dijo lo que Carla dice en la película: “No me cae bien mi hijo. Lo amo, pero no me cae bien”.

MK: Bueno, supongo que de algún modo es cierto. Siempre amarás a tu hijo, pero seguramente hay momentos en los que te cae pésimo.

¿Ustedes se considerarían madres rebeldes también?

KB: Creo que en algún momento, todas las madres —de la edad que sean— lo han sido, aunque sea por un momento. Y también por eso creo que esta comedia es tan auténtica. Todas aportamos algo personal, y por eso tiene ese aire de autenticidad. Todas lo somos.

MK: En parte, la razón de hacer esta película fue quitarle el contexto negativo a esta idea de ser rebelde y de equipararlo con ser una mala madre. Creo que meterse con las habilidades maternales de alguien es una forma de atacar a las mujeres y la película lo que busca es reivindicar esta variedad de matices. En mi opinión, todo el mundo es diferente y todo el mundo hace lo que puede, del mejor modo que puede. Cuando tienes un bebé sientes el instinto de cuidarlo, y sea lo que sea lo que sientas, está bien. Y la película tiene ese espíritu. Creo que le hablará a todas las madres que la vean y no solo las hará reír, sino también verse reflejadas. Y eso es muy bueno, en todos los aspectos, porque no solo es reconocimiento. También es una manera de reírte mientras haces una reflexión.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.