León-Portilla, Honoris Causa por la Universidad de Sevilla

La comitiva académica del claustro sevillano viajó a México expresamente para otorgar la distinción al historiador mexicano en la sede de la UNAM

Ciudad de México

En un acto sin precedente, una comitiva académica de la Universidad de Sevilla se desplazó hasta nuestro país para entregar, en la sede de la Universidad Nacional Autónoma de México, el reconocimiento de Doctor Honoris Causa al nonagenario historiador mexicano Miguel León-Portilla.

TE RECOMENDAMOS: Pedro Páramo está más cerca del náhuatl de lo que creíamos

La comitiva académica, formada por el doctor Ramón María Serrera, titular del departamento de Historia de América; Concepción Horgué Baena, secretaria general; Julián Martínez Fernández, vicerrector de investigación; Elena Cano Bazaga, vicerrectora de relaciones institucionales; y Javier Navarro Luna, decano de la Facultad de Geografía e Historia, recorrió los casi nueve mil kilómetros entre Sevilla y nuestro país para investir en solemne ceremonia al máximo investigador universitario mexicano de lo precolombino.

“Hace tiempo que León-Portilla es historia viva de México" 

Ante el panel académico de la UNAM, encabezado por el rector Enrique Graue Wiechers, el doctor Ramón María Serrera, titular del departamento de Historia de América de la Universidad de Sevilla, describió a León-Portilla como uno de los intelectuales e historiadores de fama y prestigio mundial del claustro docente de la UNAM.

“La producción científica de León-Portilla es ingente, inabarcable, con más de 50 libros y más de 550 artículos científicos”, señaló Serrera, quien destacó entre los libros del estudioso indigenista mexicano La lengua náhuatl estudiada en sus fuentes y La visión de los vencidos.

TE RECOMENDAMOS: Descubren posible túnel bajo Pirámide de la Luna

“Digno sucesor de Ángel María Garibay” añadió Serrera, “hace tiempo que León-Portilla es historia viva de México porque nos puso en contacto directo con la voz del indígena, la voz de los vencidos. Ha sido un contacto con otra cultura, fundamental voz sonora de los pueblos indígenas por más de 60 años”.

“El nombramiento y solemne investidura de doctores honoris causa cumple una doble función en la Universidad. Por un lado, enriquece el claustro universitario, aunque sea de manera simbólica, con la incorporación de un personaje de relieve. Por otro, honra y distingue a una personalidad de la ciencia o la cultura, a veces, también del ámbito de la política”, señala además el texto de la Universidad de Sevilla.

AG