México, a la defensa del patrimonio inmaterial

Una dirección de la Secretaría de Cultura encabezará el organismo por dos años.

México

De manera unánime, México fue elegido presidente del Consejo de Administración (CAD) del Centro Regional para la Salvaguardia del Patrimonio Inmaterial de América Latina (Crespial) durante su reunión celebrada en Cusco, Perú.

México es miembro de este organismo, que surgió por iniciativa de los Estados adscritos y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) con la finalidad de coordinar esfuerzos y generar espacios para intercambiar experiencias, y diseñar políticas globales que fortalezcan y protejan el patrimonio cultural inmaterial de los países de América Latina. Los representantes de los países miembros se denominan núcleos focales.

La Dirección General de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas (Dgcpiu) de la Secretaría de Cultura de México fue elegida para la presidencia del organismo durante dos años, a propuesta de los representantes de Perú, Guatemala y Ecuador.

En Cusco, el titular de la Dgcpiu, Jacinto Chacha Antele, asumió la presidencia y la coordinación de las tareas orientadas al objetivo de aprobar, desarrollar y evaluar el Plan Estratégico 2018-2021.

Las funciones incluyen atender el programa específico de acción que orientará la cooperación en torno a la participación de las comunidades, los actores y creadores del patrimonio inmaterial, la capacitación de recursos humanos para formar activos en el tema y el estado del arte en cada país. También atenderá el financiamiento de iniciativas, su registro e inventario, y la generación de proyectos multinacionales, como el relativo a los afrodescendientes, los derechos colectivos y el debate contemporáneo en estos temas.

Como integrantes del mecanismo de cooperación para la salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial, asistieron Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, El Salvador, Ecuador, Guatemala, México, Paraguay, Perú, Uruguay y la representación de la Unesco para Latinoamérica y el Caribe.

Para México es un reconocimiento al destacado trabajo que ha desarrollado en esta materia.