Uno de cada cuatro mexicanos padece algún trastorno mental

Resaltan que apenas se destina 2 por ciento del presupuesto de Salud a esos males, mientras que la OMS recomienda que esa asignación sea de 10%.
Noemí Santos, sinodal del Consejo Mexicano de Neurología y directora médica de Landsteiner Scientific.
Noemí Santos, sinodal del Consejo Mexicano de Neurología y directora médica de Landsteiner Scientific. (Especial)

México

En México una de cada cuatro personas entre 18 y 65 años presenta algún trastorno mental, pero 81 por ciento de los afectados no reciben tratamiento médico, lo que deriva en suicidios, improductividad y mayor consumo de alcohol o drogas.

En el contexto del Día Mundial de la Salud Mental, que se conmemora el 10 de octubre, Noemí Santos, directora médica de Landsteiner Scientific, y Gabriela Cámara, presidenta de la Red Voz Pro Salud Mental, señalaron por separado que en México hay aproximadamente 15 millones de personas con algún grado de trastorno y el país solo destina a ese problema 2 por ciento de presupuesto sanitario, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda como mínimo 10 por ciento.

DISCAPACIDAD Y PROBLEMAS

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Epidemiología Psiquiátrica (ENEP), la depresión es una de las 10 enfermedades discapacitantes más comunes.

Se trata de un trastorno mental frecuente que se caracteriza por tristeza constante, pérdida de interés o placer, sentimientos de culpa, falta de autoestima, trastornos del sueño y de alimentación, sensación de cansancio y falta de concentración.

Quienes la padecen pierden en promedio 25.51 días de trabajo al año, mientras que los pacientes con enfermedades crónico degenerativas no psiquiátricas, como diabetes, hipertensión y artritis, dejan de laborar 6.8 jornadas en el mismo lapso.

Santos, sinodal del Consejo Mexicano de Neurología, señaló que se trata de un grave problema de salud, pues además de la pérdida de productividad, la depresión también está vinculada con otras enfermedades, ya que a los afectados les resulta difícil y preocupante aprender a sobrellevar y vivir con una dolencia crónica, como la diabetes.

"En personas con diabetes el riesgo de presentar depresión es dos veces más alto; para la población con asma u obesidad la probabilidad aumenta tres veces, y para quienes sufren dolores crónicos se incrementa en forma proporcional a la cronicidad del dolor", dijo la especialista.

Al respecto, Cámara destacó que es importante considerar que las enfermedades psiquiátricas generan una discapacidad psicosocial temporal o permanente, teniendo así un índice en años de vida saludables perdidos que nos indican que la depresión es la primera causas de discapacidad en mujeres y la segunda en hombres.

Se estima que 16 por ciento puede tener algún tipo de trastorno.Adicionalmente, aseguraron las expertas, debido a la depresión la tasa de suicidios en México aumentó de 3.5 a 4.9 por cada 100 mil habitantes entre 2000 y 2013, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El suicidio se ha convertido en la décimo cuarta causa de muerte en el país, con 5 mil 909 casos en 2013, es decir, uno de cada 100 fallecimientos registrados en México.

ATENCIÓN TARDÍA

Las cifras de la ENEP también revelan que una persona tarda hasta 14 años en buscar ayuda de un especialista en salud mental, al que acude cuando ya enfrenta dificultades como la reducción del desempeño en el trabajo o la escuela y la incapacidad emocional para afrontar situaciones cotidianas.

De la poca población que sí es tratada, 54% recibe atención en el tercer nivel, esto es en una fase muy avanzada de la enfermedad; y solo un tercio acude con un profesional en el primer nivel.

Hay otros factores para tardarse en buscar ayuda, agregó Santos, como son el estigma de los problemas psiquiátricos, la exclusión social y o las violaciones de los derechos humanos a las que se enfrenta el afectado.

Debido a eso, en la efeméride de 2015 la OMS estableció "Dignidad en salud mental"como lema para la campaña de concientización.

"Hay que resaltar la importancia de dignificar la salud mental a partir de intervenciones que detecten el problema en etapas iniciales, lo que significa recibir diagnóstico y tratamiento para prevenir que la persona llegue a niveles críticos", aseveró Cámara.

La organización Red Voz Pro Salud Mental destacó que el hecho de no estar informados contribuye a la vulnerabilidad fortaleciendo la estigmatización, lo cual se ve muy marcado por la sociedad en escuela, trabajo e, incluso, en la familia.

"En la contratación de servicios médicos existe una exclusión de enfermedades psiquiátricas, como en los seguros de gastos, así como en los de autos", ejemplificó Cámara, tras señalar que los servicios de salud deben ser integrales e incluir los padecimientos psiquiátricos y psicológicos.