Mexicanos crean lentes con PET y ganan concurso internacional

Primer lugar en el Premio Global al Emprendimiento James McGuire.
Los egresados de la Unitec recibieron un cheque de 50 mil dólares.
Los egresados de la Unitec recibieron un cheque de 50 mil dólares. (Especial)

México

Un grupo de estudiantes mexicanos ganó el primer lugar del Premio Global al Emprendimiento James McGuire 2015, con su proyecto ICH, el cual consiste en fabrican armazones ecológicos para lentes con PET reciclado.

En un comunicado, la Universidad Tecnológica de México (Unitec) informó que en la contienda internacional, la cual se llevó a cabo en Miami, Florida, Roberto Alvarado Yáñez y Adrián Ramírez Gómez, egresados de dicha institución, obtuvieron la primera posición, con lo cual se hicieron acreedores a un premio de 50 mil dólares para que puedan desarrollar su empresa.

“El proyecto de estos dos emprendedores, desarrollado en la Incubadora de Empresas de la Unitec, consiste en la fabricación de armazones de lentes con base en plástico PET, con lo cual, además de cubrir una necesidad en materia de salud, elaboran un producto de alta calidad a un bajo costo, con lo que se convierten en la primera empresa de México en generar este producto y la única a escala mundial en crear armazones ecológicos de PET”, destacó la universidad.

“Nuestro proyecto ICH es sustentable por sus bajos costos, además de ser ecológico al reciclar parte del plástico que se genera como basura. De esta manera hemos innovado en la industria de la transformación del PET, ya que actualmente es utilizado solo para tres rubros: el reciclado de botellas, para ropa y el PET filme, para el área de rayos X”. explicó Roberto Alvarado.

En México, según dados de la Secretaría de Salud, más de 40 por ciento de la población sufre de algún tipo de ametropía y muchos no reciben el tratamiento adecuado, por falta de recursos y los altos costos que llegan a tener los lentes correctos. Por ello, a través de ICH, idea que surgió cuando Roberto y Adrián cursaban aún la licenciatura, se busca brindar una alternativa a los altos costos que tienen los lentes de buena calidad y ayudar a que las personas cuenten con anteojos adecuados para su tratamiento, pues de lo contrario se pueden desarrollar diversos problemas, tanto de aprendizaje, como una posible ceguera parcial o total a largo plazo.

 “Nuestra misión es hacer de los armazones oftálmicos un producto más cómodo, más ligero, mucho más durable y, por supuesto, totalmente accesible para toda la población. Estos armazones son hasta tres veces más resistentes que otro tipo de lentes. Además por la disponibilidad de la materia prima con la que los fabricamos, así como su proceso de producción de bajo costo, podemos ofrecer precios accesibles a las personas que los necesitan”, señaló.