Un mexicano, entre los ganadores del World Press Photo 2014

Christopher Vanegas obtuvo el tercer lugar de la edición 57 del certamen internacional; en el Museo Franz Mayer está abierta la exposición que exhibe 130 fotografías seleccionadas.
El fotógrafo coahuilense junto a su imagen galardonada.
El fotógrafo coahuilense junto a su imagen galardonada. (Javier Ríos)

México

El fotógrafo estadunidense John Stanmeyer se convirtió en el ganador del primer premio del World Press Photo 2014. Su trabajo es una muestra de cómo, en medio de la noche y con tan solo la luz de la Luna, un grupo de inmigrantes africanos levantan sus teléfonos con la intensión de recibir una mejor señal de Somalia, su país vecino.

En 2012, el fotógrafo mexicano Pedro Pardo ganó el tercer lugar del certamen en la categoría Temas Contemporáneos; este año otro mexicano lo vuelve a conseguir: Christopher Vanegas, fotorreportero coahuilense y colaborador del periódico Vanguardia, obtuvo también el tercer puesto. Su trabajo es “una fotografía poética y sofisticada”, como lo expresó ayer en conferencia de prensa en el Museo Franz Mayer Laurens Korteweg, curador de la exposición World Press Photo 14.

En entrevista con MILENIO, Vanegas dijo que en el momento que vio su foto “pensé que era una buena imagen, pero jamás que ganaría un premio; solo supe que era la mejor fotografía que había tomado en ese momento”.

Vanegas capturó el momento en que dos cadáveres cuelgan de un puente y otros más están en el piso rodeados por policías; esto va más allá de la sangre: para él es una imagen que cuenta una historia. Explicó que las vendas que envuelven los cuerpos representan las que tiene la sociedad en los ojos pues, asegura, la gente ve lo que quiere ver, y su responsabilidad es informar y mostrar lo que ocurre en Saltillo.

Sobre la crudeza de ese tipo de fotografías, el curador de la muestra dijo que las que exponen hechos sangrientos siguen sido criticadas, pero asegura que, desafortunadamente, es la realidad que se vive en algunos lugares. Para Vanegas, no es que con este premio se recompense al crimen organizado: “Se premia el impacto de las imágenes y su calidad; desgraciadamente, en México es un tema con el que miles de familias lidian todos los días y que ha dejado infinidad de muertos y muchas lágrimas. Nunca te acostumbrarás a ver este tipo de imágenes; ni los que nos dedicamos a esto lo hacemos. Para mí, es la manera de aportar un cambio, mostrando y diciendo: ‘¡Hey, aquí está problema!’”.

El fotorreportero asegura que ha recibido amenazas del crimen organizado: “El periodista siempre corre peligro porque este oficio es un trabajo de riesgos. En nota roja los riesgos son más presentes y hacer este tipo de fotografías es difícil: estar en medio de una balacera y al mismo tiempo hacer imágenes es complicado”.

Vanegas considera que los fotógrafos de nota roja se tienen que esforzar para tener como resultado algo más estético y ya no tan sangriento; de esa forma, dice, seguramente obtendrán más premios.

Su foto también fue elegida por la agencia Reuters como una de las imágenes más importantes de 2013. En diciembre, la revista The New Yorker hizo una selección de imágenes impactantes; la editora pidió a fotógrafos reconocidos que las escogieran y su trabajo fue elegido nuevamente. Ahora, su imagen triunfa también en el World Press Photo 2014.

En la edición 57 del certamen participaron casi seis mil fotógrafos de 132 países, quienes propusieron 98 mil imágenes. El jurado, integrado por 19 miembros especializados en las nueve diferentes categorías, seleccionó y premió 130, las que dan cuenta de los acontecimientos más destacados de 2013.

La exposición puede visitarse a partir de hoy, y permanecerá abierta hasta el 28 de septiembre en el Museo Franz Mayer, avenida Hidalgo 45, Centro Histórico.