• Regístrate
Estás leyendo: Metamorfosis y "thriller"
Comparte esta noticia
Domingo , 21.10.2018 / 21:37 Hoy

Metamorfosis y "thriller"

Un ilustre desconocido aborda la sintomatología de un ser que no se soporta, que es capaz de cambiar intentando ser otro a base del ensayo y error, hasta que encuentra el modelo perfecto.

Publicidad
Publicidad

La película posee una narrativa netamente cinematográfica: todo se plantea y desarrolla a través de la imagen que nos atrapa desde el inicio como si fuera un caso de dexiocardia. Imposible dejar de verla: el diálogo es magnífico porque solo es una expresión de los personajes, la trama es contundente, construida a base de ganchos que impulsan los acontecimientos sin cesar, hasta el final, dejándonos estupefactos.

Cuenta la historia de Sebastián, un tipo que trabaja como agente en una empresa de bienes raíces; es un ser solitario, anodino, con una vida incolora que transcurre sin ideales. Pero, a pesar de su pusilanimidad, posee la habilidad de imitar a la gente —lo que implica su enorme inseguridad—, y esa copia la convierte poco a poco en una transformación sustancial: estudia y ensaya los movimientos de su víctima, su manera de hablar, sus modismos y, como es experto en la fabricación de máscaras de látex, adquiere la completa fisonomía del otro. Espía la casa cuando está sola y entra para asumir su nueva aunque breve personalidad con un profundo sentido de placer; la metamorfosis se ha completado.

Pero su disposición para metamorfosearse resulta un arma de dos filos pues, convertido en el otro ser, camina por calles, viaja en transporte público y de repente, cuando menos lo imagina, alguien lo reconoce; Sebastián huye, pero la persona lo persigue hasta darse cuenta de que es un suplantador.

Un ilustre desconocido aborda la sintomatología de un ser que no se soporta, que es capaz de cambiar intentando ser otro a base del ensayo y error, hasta que encuentra el modelo perfecto: el egregio violinista Henri de Montalte, encumbrado en la fama pero atiborrado de un egoísmo insano y hostil. ¡Qué delicia de drama que se convierte en thriller!

El autor construye una emoción cada cinco minutos, y con eso logra asegurar nuestra atención, hipnotizados en los entresijos dramáticos que mantienen la tensión y el suspenso; la urdimbre psicológica-thrilleresca ahonda en las entrañas de un ser que se vuelve adorable —la actuación de Matthieu Kosovitz es fundamental para darle vida a un ser con tantas contradicciones—, su comportamiento nos sacude porque se da cuenta de que lo más importante en medio de su agobiante soledad es la de ser diferente. Quiere tener una familia que se preocupe por él, y entonces decide intensificar la metamorfosis.

Imposible no sentir lástima cuando nos damos cuenta de que terminó y no hay más remedio que regresar a la taquilla y, sin dudarlo, volver a verla.

“Un ilustre desconocido” (Francia, 2014), dirigida por Matthieu Delaporte, con Matthieu Kozovitz y Marie Josée Croze.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.