Lanzan diplomado para proteger la memoria sonora

La directora de la Fonoteca Nacional abrirá un diplomado en patrimonio sonoro y audiovisual en el que se usara como medida de preservación las cintas de carrete abierto.
Cinta de carrete abierto.
Cinta de carrete abierto.

Ciudad de México

En el mundo se han perdido millones de horas de memoria sonora y audiovisual desde que se empezaron a desarrollar los soportes de grabación -desde el tiempo de los alambres y los cilindros de cera hasta nuestros días-, por falta de conocimiento y porque no cuentan con las herramientas tecnológicas e intelectuales para rescatar esta memoria, dijo la directora de la Fonoteca Nacional, Lidia Camacho.

Al dar a conocer la realización del Diplomado Iberoamericano en Patrimonio Sonoro y Audiovisual, del 1 de septiembre de 2015 al 5 de febrero de 2016, la especialista reconoció que uno de los principales problemas es que se trata de una serie de grabaciones que no siempre cuentan con las condiciones ideales para su preservación, como bóvedas que cuenten con la temperatura y la humedad adecuadas, lo que ya implica un grado de deterioro muy importante.

“Las cintas de carrete abierto, en principio son los soportes más estables en el ámbito del patrimonio audiovisual, más estables porque han logrado demostrar que duran un mayor número de años, no obstante hay elementos que, dadas las condiciones de temperatura, afecta de manera importante a los patrimonios”, dijo Lidia Camacho.

La directora de la Fonoteca Nacional dijo que muchas personas e instituciones piensan que por el hecho de digitalizar ya se rescataron esos patrimonios, pero se digitaliza en baja resolución y en un soporte CD, lo que quizá es más peligroso, porque se trata de un formato que “no tiene ni remotamente la durabilidad que llega a tener una cinta de carrete abierto”.

Frente a esa realidad, diversas instituciones unieron esfuerzos para impulsar el diplomado, a fin de atender uno de los problemas más apremiantes en la región latinoamericana que son el rescate y la preservación del patrimonio sonoro y audiovisual, mediante el apoyo a la formación, capacitación y actualización de los interesados en el tema, sobre todo quienes trabajan en la preservación, documentación, difusión y usos sociales del patrimonio sonoro y audiovisual en los 23 países iberoamericanos.

De acuerdo con Yahir García López, director del Centro de Capacitación Televisiva de la Dirección General de Televisión Educativa, se trata de un servicio académico necesario para el fortalecimiento de nuestra hermandad cultural en Iberoamérica, con la finalidad de innovar en “procesos de preservación, gestión, documentación, difusión y aprovechamiento del patrimonio sonoro y audiovisual de los pueblos, grupos y comunidades podrán acceder a este modelo multidisciplinario”.

El Diplomado Iberoamericano en Patrimonio Sonoro y Audiovisual se realizará en línea, a lo largo de 200 horas, en cuya organización participan diversas instituciones mexicanas y de otros países, como la Fonoteca Nacional de Suiza o el Instituto Nacional Audiovisual de Francia.

La propuesta académica se creó en el contexto Ibermemoria Sonora y Audiovisual, programa de cooperación de las Cumbres Internacionales de Jefes de Estado y de Gobierno, promovido por el Conaculta.