• Regístrate
Estás leyendo: 'Media star III' presenta la implicación de los medios en la psique humana
Comparte esta noticia
Miércoles , 14.11.2018 / 05:45 Hoy

'Media star III' presenta la implicación de los medios en la psique humana

El artista jalisciense Roberto Rébora presenta en Le Laboratoire la continuación de su exposición en Los Ángeles y en la cual las piezas conllevan una vasta relación con la luz.


Publicidad
Publicidad

Implicar los medios de comunicación con la psique e idiosincrasia del humano es la propuesta del artista Roberto Rébora (Jalisco, 1963), quien presenta una selección de su más reciente trabajo en Media star III, la cual se exhibe en la galería Le Laboratoire hasta el próximo día 25 de noviembre.

Caricaturista de origen y ganador del premio de la 15 Bienal de Pintura Rufino Tamayo, el creador asegura que “el triunfo de los medios nos determina".

TE RECOMENDAMOS: 'Salvator Mundi', ¿realmente es de Leonardo Da Vinci?

“A partir de unos dibujos empecé a exigir y crear líneas circulares que siguen siendo paralelas, con el fin de ver cómo con la inclinación se ve la presencia del hombre en la pintura, lo que se ha vuelto un ejercicio exigente y mental”, explica.

Derivada de su anterior exposición Media Star II, la cual estuvo en el UFO Space de Los Ángeles en 2016, el creador presenta por primera vez su obra en Ciudad de México.

Es por esto que la emotividad de esta nueva serie conlleva la misma intensidad, toda vez que cada cuadro se potencializa con el sentido de una representación, lo mismo que sucede con cada noticia en los medios.


(Foto: Le Laboratoire) Viento.

La representación de la plasticidad de su obra adquiere potencia; es compleja y sus trazos conllevan a lo que pudiera ser la distorsión interna y sutil de la verdadera intención de un medio masivo, por medio del ejercicio emotivo plástico que es la pintura.

Media star III está dividida en dos partes: la parte moral, es decir asociaciones de juicios y valores, además de la concreta y absoluta, cuya índole es subjetiva. En ambos casos la representación caracterial del hombre es la protagonista, cuya determinación se encuentra establecida por los medios.

Su más reciente obra titulada Socavón representa a lo más recientes acontecimientos viales que de una u otra forma y en diferente grado de intensidad ocurren cotidianamente. La pieza es un tanto sombría, ya que simboliza una ciudad difícil de habitar.

Otro de sus cuadros contienen figuras antropomorfas y distintas imágenes que personifican diferentes estereotipos de la sociedad, como una mujer apacible, un perro ingenuo y un búho, símbolo de la sabiduría en muchas culturas. Estos cuadros representan la guerra, la batalla, la ansiedad, la duda; sin embargo, el cuadro mismo es el que crea un estado de libertad.


(Foto: Le Laboratoire) 1 agosto 2016.

La ironía es una de las características del artista, el uso de sus materiales orgánicos, de tradición milenaria con una metodología transparente y colores primarios forman parte del toque humorístico que le da significado a su obra.

“Usamos la ironía en cierta manera para protegernos de cómo son las cosas. Los medios no son información que sea una lectura de la realidad, sino una distorsión. La trama de los medios es lo que orienta la composición de cada uno de los cuadros”, asegura el creador.

El trabajo de Rébora es progresivo e intuitivo con respuestas plásticas relacionadas con el territorio ambiguo. La obra del artista no es planeada, sino que todo es emotivo y desenvuelto.

Desde hace 20 años pinta con materiales orgánicos y desarrolla la corriente pictórica matérica, en la cual la relación del pigmento natural, puro, luminoso y profundo crea una intención en cada cuadro; sin embargo, la complementación se da con lo que cada espectador percibe en lo personal.

“La primera vez que presenté mi trabajo fue una colección de 50 cuadros en Guadalajara. Hubo una señora que muy emocionada dijo que nunca había visto a la virgen de la manera en la que fue representada”, afirma el artista.


(Foto: Le Laboratoire) Autorretrato.

La concretización de su obra da lugar a una metáfora dedicada a los medios, una ráfaga de pigmento de colores brillantes que, por un instante, da toda la información interna e invisible para muchos que circula a través de los medios. “Las líneas rectas, diagonales y perpendiculares interrumpen la relación entre el hombre y los medios”, asegura Rébora.

El uso de la luz y su importancia en la obra de Rébora, simbólicamente podrían dar sentido al despertar de una nueva conciencia del espectador.

“Lo mío siempre fue el gesto, que es el vínculo más fuerte de la expresión, el poder atrapar en el gesto aquello que significa acción. Pasé 50 años sintiéndome reiterativo y decidí, como ejercicio de purificación hacer de los trazos de la línea recta una representación; me encaucé en ello durante meses y a luego de un tiempo sugirió una perspectiva”, comenta.

Rébora también se inspira en la luminosidad del artista abstracto y utópico Piet Mondrian (Países Bajos, 1872) a quien le interesaba la búsqueda de los valores universales y la estética.

Roberto expuso por primera vez e individualmente a los 14 años. Una vez alcanzada la mayoría de edad se presentó también individualmente en el Museo de Ciencias y Artes de la UNAM. En 1983 viajó a Florencia, Italia, donde radicó ocho años, asistiendo al taller libre de grabado y litografía en donde recibió una beca de la Scuola d’Arte il Bisonte.


(Foto: Le Laboratoire) 2 abril 2017.

Su obra se encuentra en colecciones permanentes en importante recintos como el Museo Carrillo Gil, Museo de las Artes, Universidad de Guadalajara; MARCO, en Monterrey, NL; el Instituto de México en España, el Europäissche Bildungsuniversität, Italia; el Instituto Cultural Mexicano en Nueva York; el Frankfurter Kunstverein, en Frankfurt, Alemania, entre otros países europeos y sudamericanos.

En el extranjero su obra pertenece a diversas colecciones, particulares y públicas, como en el Museo de Arte de las Américas, Washington, Estados Unidos.

Rébora trabajó en Viena y Nueva York. Al artista le gusta escuchar música concreta, vienesa, clásica y romana originaria. Desde hace ya 24 años radica en México, y desde entonces alterna entre diferentes ciudades y países.

Media Star III se podrá visitar hasta el 25 de noviembre de 2017 en Le Laboratoire, calle Vicente Suárez 69 int. 2 esq. Cuernavaca, colonia Condesa, en Ciudad de México. Para más informes www.lelaboratoire.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.