60 mdp para el Museo de Arte Carrillo Gil

Rafael Tovar y de Teresa también anunció la donación del cuadro "Retrato de doña Carmen Tejero de Carrillo Gil", de la autoría de José Clemente Orozco.
Los descendientes del coleccionista al lado de la obra que donaron.
Los descendientes del coleccionista al lado de la obra que donaron. (Javier García)

México

Un presupuesto cercano a los 60 millones de pesos será destinado para la ampliación del Museo de Arte Carrillo Gil, adelantó Rafael Tovar y de Teresa, presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), a 40 años de la creación de este recinto.

Como parte de los festejos, que fueron anunciados por Tovar y de Teresa y María Cristina García Cepeda, directora del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), los descendientes del coleccionista yucateco Álvar Carrillo Gil —quien en 1974 entregó todo su acervo artístico, constituido por más de mil 400 piezas, para la creación del museo que lleva su nombre— donaron a este espacio el óleo Retrato de doña Carmen Tejero de Carrillo Gil, de José Clemente Orozco.

Esta obra de caballete del muralista jalisciense se suma a la colección del museo, la más grande que existe en el país. Armando Sáenz Carrillo, nieto del coleccionista, aplaudió el hecho de que con la ampliación anunciada, ese recinto cultural recupere la tradición de exhibir las obras que forman parte del acervo que, a partir de 2015, tendrá una sala especial.

Ante Carmen Carrillo Tejero, hija del coleccionista, el titular del Conaculta agradeció este gesto de la familia: “Es de los pocos ejemplos de donación que hay en México, tras la donación de más de mil obras para la creación del museo”. Es la generosidad de una familia que, de manera desinteresada, donó su colección en 1974, y que ahora entrega al recinto uno de los cuadros de José Clemente Orozco que aún tenía en su poder.

Tovar y de Teresa indicó que, más que hablar de patronatos o sociedades de amigos, hay que referirse a un coleccionista y a su esposa, doña Carmen, quienes donaron su acervo con la intención de que algunas de las más grandes obras del siglo XX quedaran expuestas de modo permanente para el disfrute del pueblo de México.

“Aquí no solo destaco el valor pecuniario de la colección integrada, entre otras obras, por estampas japonesas y la mayor colección de caballete de José Clemente Orozco, porque el Museo Carrillo Gil es el recinto más importante que preserva la obra que da cuenta de la trayectoria plástica de Orozco”, destacó el funcionario.

Celebración      

María Cristina García Cepeda detalló el programa conmemorativo por el 40 aniversario del Museo Carrillo Gil, el cual está conformado por diversas actividades, entre las cuales se cuentan el montaje de exposiciones, la publicación de una edición conmemorativa con 150 obras emblemáticas de la colección, el lanzamiento de una nueva página en internet, la impartición de talleres, recorridos con curadores y charlas con expertos e invitados especiales.

Las 170 actividades programadas seguirán seis ejes temáticos: “Memoria expográfica”, “Academia y mediación”, “Edición conmemorativa”, “Donación”, “Agenda digital” y “Ampliación de la infraestructura”.

En el ámbito de la memoria expográfica se presentan la exposiciones Travesías (1948-1974), El museo desde su fundación hasta nuestros días (1974-2014) y el Gabinete de Papel y Gráfica muestra una propuesta de la escritora Carmen Boullosa bajo el título de Despechadas, me dejaste con hormigas en el alma.

Cabe destacar que la muestra Travesías se refiere a los viajes que han realizado las obras más representativas de la
colección.

Ampliación a partir de  2015

Rafael Tovar y de Teresa, presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), precisó que la ampliación del Museo Carrillo Gil se iniciará en 2015, en un terreno aledaño de 450 metros cuadrados; por lo pronto, se lanzará una convocatoria para un concurso por invitación para que “el elegido sea alguien que estudie muy bien la colección y el significado del museo”.

Vania Rojas Solís, directora del recinto, explicó que el proyecto de ampliación se trabaja desde hace algunos años para salvaguardar la colección del recinto, la cual está conformada por más de dos mil piezas; de éstas, 350 son de carácter emblemático, ya que son de las autoría de José Clemente Orozco, Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros.

“Las necesidades de ampliación están cubiertas. Hemos realizado un diagnóstico para la modernización de todos sus servicios, considerando que el número de visitantes y de proyectos ha crecido; por ello, se buscará la ampliación de bodegas, así como de los espacios de resguardo y catalogación que dan cuenta de la historia del lugar”, dijo Rojas.

Destacó que algunas obras de la colección se han expuesto en importantes museos del mundo ya que, en su momento, representaron el muralismo y el arte contemporáneo.

Rojas Solís subrayó que la próxima semana se inaugura en el Museo del Prado la exposición de El Greco y la pintura moderna, para la cual le fue solicitada al Museo de Arte Carrillo Gil el préstamo del cuadro Prometeo, de José Clemente Orozco.