• Regístrate
Estás leyendo: Por el hambre y el 'narco' abandonó Guatemala
Comparte esta noticia

Por el hambre y el 'narco' abandonó Guatemala

Marvin, de 33 años, tiene el objetivo de conseguir trabajo ya sea en México o en Norteamérica, en su país lo espera su madre, quien necesita de su ayuda.
Publicidad
Publicidad

La manos de Marvin Castañeda se dedicaron a arar la tierra para obtener de ella el sustento. 

Pero sin semillas ni agua ni fertilizantes dejó de crecer el maizal, los frijoles escasearon y el ayote se acabó. Entonces su madre y su hermanito sintieron el hambre y él decidió que era tiempo de salir para buscar el sustento.

A sus 33 años ha renunciado a todo. 

Incluso a tener una familia propia pues cuando faltó su padre, su madre hizo todo lo posible por sacarlo a él y a sus hermanos adelante. 

Hoy, a sus 58 años, dice Marvin, la mujer está hecha una anciana, consumida entre los sinsabores y reveses que da la vida, y sobre todo por el hambre.  

“Yo me espero, me quedo. Tengo que salir pa’delante, a lo que venga. Me agarraron en Orizaba y me tiraron del tren, fueron los garroteros, me quitaron mis papeles, mis documentos no sé pa’qué les vayan a servir”.  

Marvin salió de Guatemala hace 19 días y un día antes llegó a las cuatro de la tarde a Torreón. Con una mirada nublada de lágrimas que no se anima a derramar, contó que en su país la corrupción hace estragos y la clase política-empresarial ha sometido al pueblo a la falta de oportunidades de vida, analogía que se aplica casi a la perfección a México. 

“Es pura corrupción, cuando nomás van para la presidencia, pa’candidatos, proponen un montón de cosas y ya de último lo dejan a uno solo con el maíz y el frijol, el ayote, todo eso, pero el fertilizante ya no alcanza ni nada; si a veces sí hay para el frijol pero no hay para el maíz”. 

Algunas veces, explica, la familia puede comprar café pero no alcanza para el azúcar. Esta es la primera vez que se aventura pensando cruzar la frontera para llegar a trabajar a los Estados Unidos. Aunque también ha pensado en quedarse en México. 

“Nomás tengo a mi mamá y a un hermanito pequeño. Me gustaría conseguir un trabajo acá en México y quedarme para no ir a arriesgar mi vida al río. Primeramente dios me da mi trabajo, me quedo acá trabajando porque mi destino es conseguir trabajo. Me quedaría en Monterrey si lograría trabajar acá”. 

Marvin refiere que el narcotráfico echó raíces en Guatemala y los problemas de inseguridad se manifiestan incluso en el contubernio que tiene la policía con los delincuentes. 

Pero el recuerdo de ver a su mamá jalando leña de los cerros para venderla y darles de comer ha sido el que lo expulsó de su patria buscando trabajo para retribuir el esfuerzo. 

“La misma policía agarra al que está más pobre, lo manipulan, pero aquí en México me han tratado bien, nomás que en Orizaba me quitaron mis papeles y unas monedas que tenía, fue la policía de Orizaba.  

"Yo quiero ayudar en mi casa y me digo que al morir mi mamá quizá pueda hacer mi familia pero mientras no porque mi papá ya no existe", terminó cabizbajo.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.