En marcha, programa de cirugías en fin de semana

El IMSS pretende reducir los tiempos de espera de 120 a 14 días en casos de operaciones de traumatología y ortopedia; contrata a 43 médicos más.
Las operaciones comenzaron en 12 unidades médicas y 20 de medicina familiar en cuatro estados.
Las operaciones comenzaron en 12 unidades médicas y 20 de medicina familiar en cuatro estados. (Juan Carlos Bautista)

México

Por primera vez en su historia, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) puso en marcha un programa para usar los quirófanos en fin de semana, con ello se pretende reducir de 120 a 14 días la espera de un paciente para ser programado a cirugía de traumatología u ortopedia y así abatir su rezago en 10 por ciento durante 2016, 25 por ciento en 2017 y 40 por ciento al término de esta administración. 

En conferencia de prensa, el director general del IMSS, Mikel Arriola, señaló que el programa se inició con las especialidades de traumatología y ortopedia porque representan 54 por ciento de los casos que se presentan en la institución y 64 por ciento del gasto en subsidios por atención médica e incapacidades. 

Aunque la idea es aplicarlo en todo el país, el programa inició con 12 unidades médicas y 20 de medicina familiar en
Chihuahua, Jalisco, Ciudad de México y Estado de México, ya que ahí se concentra 80 por ciento de la demanda de este servicio.

“En este programa hemos contratado a 43 médicos traumatólogos y estamos generando 33 turnos adicionales de consulta externa”, a ellos se suman otros 72 turnos quirúrgicos.

“En fin de semana estamos asegurando una capacidad de 160 cirugías y 600 consultas”, destacó Arriola.

Sumado a ello, se van a incorporar al servicio 12 mil residentes en los próximos tres años, la idea es dar consulta de lunes a miércoles y programar operaciones en sábado y domingo sin que esto implique que se dejen de realizar cirugías entre semana. 

Cabe destacar que la prueba piloto inició el 16 de abril y hasta la fecha se han realizado 748 consultas y 384 cirugías. En una segunda etapa se espera que Nuevo León sea el próximo estado que se sume al programa.

Éste no se quedará en traumatología y ortopedia; según el director del IMSS, también se buscará que los pacientes de oftalmología se incorporen a ese nuevo sistema de uso de quirófanos en fines de semana en un futuro no muy lejano.

Al año, el IMSS realiza casi un millón y medio de cirugías en los tres niveles de atención, en más de mil 300 quirófanos, de ahí la importancia del programa ya que traumatología y ortopedia, al ser las de mayor demanda, muchas veces retrasan el ingreso al quirófano de pacientes con otro tipo de enfermedades.

Lanzamiento oficial

Para el lanzamiento oficial, el director general del IMSS realizó un recorrido por las instalaciones del Hospital General Regional número 2 de Villa Coapa, donde pudo visitar a algunos pacientes que se han beneficiado con el programa.

Aunque mucha gente agradecía la visita, en los pasillos del hospital fue inevitable que algunas personas que esperaban reclamaran que en el IMSS se tardaban mucho para meter a cirugía a sus familiares.

Después de saludar a las personas, Arriola se puso cubre bocas gorro y ropa quirúrgica color azul especial para  entrar a una de las salas de cirugía junto con el comité que le daba el recorrido.

Este programa forma parte de la Estrategia, a fin de Fortalecer la Atención Médica para mejorar la calidad y calidez de los servicios que el IMSS brinda a sus más de 70 millones de derechohabientes.

Sobre los recursos para el programa, Mikel Arriola recordó que en 2012 el instituto utilizó la totalidad de sus reservas financieras, es decir, 25 mil millones de pesos y es hasta la presente administración donde se redujo el déficit financiero en 60 por ciento (8 mil 600 millones de pesos).

“Ese diferencial es el que estamos utilizando para reforzar la operación del IMSS en términos de capacidades de gasto corriente, pero también en la capacidad de infraestructura”, detalló el director general del IMSS.

Agregó que otro elemento que fortalece las finanzas del instituto es el incremento en la recaudación; en los últimos tres años el empleo ha aumentado de manera “atípica”, más que en otros trienios.

“Afortunadamente el presupuesto del IMSS es independiente, depende de nuestros ingresos y gastos”, destacó Arriola.