• Regístrate
Estás leyendo: Manolito Simonet y su Trabuco traen a México el sonido del corazón de Cuba
Comparte esta noticia
Sábado , 20.10.2018 / 00:02 Hoy

Manolito Simonet y su Trabuco traen a México el sonido del corazón de Cuba

La agrupación visita México por primera vez para presentar el espectáculo 'Esto se pone caliente' en el Teatro Metropólitan, el próximo 13 de abril.

Publicidad
Publicidad

Con 15 años de existencia, Manolito Simonet y su Trabuco recurren a la música cubana tradicional y las armonías contemporáneas para hacer convivir géneros como la guaracha, el bolero, el cha cha cha, el danzón y la timba. Con su espectáculo Esto se pone caliente, la agrupación nacida en La Habana se presentará por primera vez en México el 13 de abril a las 21:00 horas en el Teatro Metropólitan.

Actualmente la música tradicional cubana goza de muy buena salud, afirma Simonet en entrevista telefónica. "Se escucha en los centros nocturnos, en las llamadas casas de música y en otros lugares donde se hace música todos los días. Hay sesiones en la tarde, que en Cuba les llamamos matinés, donde tocan una o dos orquestas. Esto es hasta las nueve de la noche y después, a las once, empieza el concierto con otra orquesta y un espectáculo. Esto de lunes a lunes, todos los días. Los lugares para bailar música popular se mantienen totalmente llenos".

TE RECOMENDAMOS: La música ha sido mi intérprete: Philip Glass

[OBJECT]Es música que no tiene nada que ver con el reguetón, que también es muy popular en Cuba, agrega el pianista originario de Camagüey. "Esto quiere decir que el público se reparte para todos los géneros. Por ejemplo, si vas a un concierto de rock en El Submarino Amarillo, también está lleno. Es decir, es un público muy versátil. Sin embargo, la música popular cubana está en muy buen momento: tenemos orquestas muy populares con una convocatoria muy alta. Es la música que identifica a Cuba".

Compositor, arreglista y pianista, Manuel Perfecto Simonet Pérez —su nombre completo— es un músico autodidacta que se inició su carrera a los 15 años y bebió de diferentes estilos para crear el suyo. Con ocho discos en su cuenta, la orquesta comenzó a lograr mayor reconocimiento a partir de Locos por mi Habana, grabado en 2004. Su trabajo ha sido reconocido por la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales (EGREM) y el Festival Internacional Cubadisco, además de que Locos por mi Habana fue el álbum cubano más vendido en el mundo el año de su edición.

El pianista recuerda que de joven "escuchaba mucho al Conjunto Rumbahavana, a la Orquesta Aragón y, más adelante, el trabajo de Juan Formell. Yo tengo una mezcla de todas esas cosas, porque era la música que oía siempre. Pero también escuchaba mucha música extranjera. De la mexicana me gustaba mucho un cantante muy famoso, Marco Antonio Muñiz. Óscar de León, Rubén Blades y muchos otros también influyeron muchísimo en mí, pues aunque la salsa es una ramificación de los ritmos cubanos, le aportó mucho a nuestra música".


ASS

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.