Brote de mal de chagas provoca alerta en Morelos

“No me quedaré con los brazos cruzados; es una epidemia de la que nadie está hablando públicamente”, señala Jorge Saavedra, ex titular de Censida.
La chinche besucona es uno de los principales insectos vectores del patógeno "Tripanozoma cruzi".
La chinche besucona es uno de los principales insectos vectores del patógeno "Tripanozoma cruzi". (Especial)

México y Cuernavaca

Jorge Saavedra, embajador global de AIDS HealthCare Foundation, alertó que en Morelos existe un brote de mal de chagas que está causando decesos de animales y personas, situación que reconocieron las autoridades sanitarias locales.

La zona oriente del estado es la que presenta más casos del padecimiento provocado por la picadura de la chinche besucona (Triatoma infestans), uno de los principales insectos vectores del mal, informó Mauro Guzmán, jefe de la jurisdicción sanitaria número III de los Servicios de Salud del Estado (SSE).

Al menos son 173 los casos diagnosticados solo en los municipios de Ayala, Yautepec y Jonacatepec, los que ya son atendidos de forma directa y a los que se les debe dar seguimiento los próximos dos años; sin embargo, Saavedra asegura que el brote es más amplio y también afecta la capital, Cuernavaca, donde él vive.

La cifra es elevada si se toma en cuenta que la Secretaría de Salud (Ssa), en su boletín epidemiológico de 2013, reportó 219 casos en todo el país, y aunque forma parte de  las enfermedades de notificación inmediata, no es considerada epidémica.

“No me quedaré con los brazos cruzados; es una epidemia de la que nadie está hablando abierta y públicamente”, dijo Saavedra en entrevista con MILENIO, luego de difundir en redes sociales el problema que causó la muerte de sus dos perros, está afectando a vecinos y propició que a él le tomaran sangre.

Las autoridades de la entidad no ofrecieron cifras de todo el Estado; solo información sobre prevención, la cual se puede encontrar en la página electrónica de la dependencia.

El martes 27 de enero se solicitó una entrevista con autoridades epidemiológicas de la Secretaría de Salud federal, sin que otorgaran una respuesta al respecto hasta el cierre de esta edición.

El padecimiento

La enfermedad, explicó el ex titular de Censida, es causada por el parásito Tripanozoma cruzi, un patógeno unicelular que es transmitido por insectos vectores (como la chinche) que genera crecimiento en el corazón, provoca males cardiovasculares y puede portarse por más de 20 años sin que haya síntomas.

Es un padecimiento difícil de detectar y que suele confundirse con otros problemas cardiacos. Cuando causa un deceso, comentó Saavedra, se levanta el registro de que “murió del corazón” o “tuvo una falla cardiaca”, sin que se considere la enfermedad de chagas como la causa de muerte.

En los perros los síntomas son incremento paulatino y desproporcionado del volumen abdominal debido a las ascitis (agua en el abdomen) causada por una falla cardiaca. Veterinarios no experimentados pueden pensar que es una falla cardiaca de origen congénito. Posteriormente hay cansancio y pérdida del apetito. La muerte puede ser súbita.

Guzmán aseguró que esta enfermedad es más recurrente en las zonas rurales debido a que las condiciones sanitarias no son las deseables, pero también porque los insectos vectores suelen alimentarse de animales que se encuentran en esas zonas, como las vacas.

A los enfermos diagnosticados, relató, se les da seguimiento, tratamiento y se les realizan pruebas serológicas. En varios casos, las autoridades deben acudir a la casa de los presuntos infectados por la chinche, pues aunque no presentan síntomas pueden estar enfermos.

Guzmán aseguró que las acciones preventivas han tenido un impacto positivo en la zona oriente del estado, al lograr disminuir la incidencia de picaduras.

Sin embargo, solicitó a la población en zonas de riesgo mantener actividades de saneamiento básico para disminuir al máximo la picadura de los principales insectos vectores de enfermedades, que son la chinche, el alacrán y el mosquito Aedes aegypti, éste último también transmisor del dengue.

Tarea pendiente

El ex director de Censida señaló que “se necesita movilización social para resaltar la importancia de prevenir, diagnosticar y tratar esta enfermedad, a la cual las secretarías de Salud federal y local le destinan pocos recursos.

“Las únicas entidades federativas que están libres del mal de chagas son el DF y Baja California Sur... Parece increíble que México, que le está dando $7 mil millones de pesos a los partidos políticos y al INE para las elecciones, no tenga recursos para erradicar el padecimiento”, opinó.

No obstante, Guzmán aseguró que el gobierno estatal ha tomado medidas como eliminar intensivamente criaderos de insectos, encalar paredes de domicilios y tomar muestras sanguíneas para detectar casos positivos de chagas.

La Ssa reconoce en su boletín epidemiológico que para el tratamiento etiológico de la enfermedad de chagas, dirigido a eliminar el parásito, “las herramientas para su evaluación son todavía de implementación e interpretación complejas”.

También reporta que “el seguimiento serológico es prolongado y los resultados obtenidos son en gran parte controversiales”, pues aunque “los cambios en la serología, se pueden observar en meses, la evaluación clínica requiere años de control”.

Otro inconveniente que resalta el informe es que “en aquellos pacientes en quienes la enfermedad ha evolucionado por lo menos 20 años, la evidencia de seroconversión solo puede observarse muchos años más tarde”.

Claves

Cálculos y cifras

- Según la Organización Mundial de la Salud, hay más de 8 millones de personas infectadas en el mundo.

- Alrededor de 98% de los contagiados no lo sabe, porque no ha tenido la oportunidad de acceder al diagnóstico y mucho menos al tratamiento.

- En los lineamientos de la Ssa para detectar chagas destacan que la población en riesgo a escala global asciende a 120 millones de individuos.

- México alberga 39 clases de triatóminos (subespecie de insectos que se alimenta de sangre), de las que 21 son vectores del parásito T. cruzi.