La magia del faraón Tutankamón, lista en el Mune

La exposición, con más de 200 réplicas y cuatro piezas originales, se complementa con ideos explicativos, cronologías y una reconstrucción de cómo se encontró la tumba en 1922.

Monterrey

El tesoro de la tumba de Tutankamón, el hallazgo arqueológico de mayor impacto del siglo pasado, está listo para ser visitado por los regiomontanos en las salas del Museo del Noreste.

O al menos las réplicas más exactas que se han hecho y que llegan a Monterrey después de exhibirse por dos años en la Ciudad de México.

La egiptóloga Gabriela Arrache Vértiz, primera mexicana en una misión para excavar en El Cairo, destacó la calidad de trabajo en las más de 200 piezas de las cuales sólo cuatro son "auténticas".

"Las réplicas me han encantado, la meticulosidad de cómo las hicieron. Lo han hecho de una forma maravillosa, y es una gran oportunidad para ver estas piezas para aquellos que no podrían ir hasta Egipto", expuso Arrache Vértiz.

Gabriela Arrache es maestra en la enseñanza de lectura de los jeroglíficos en la Universidad del Valle, y ella dará el recorrido inaugural el 26 de marzo a las 19:30.

Más allá de la tumba

La exposición Tutankamón. La tumba, el oro y la maldición ofrece un recorrido no sólo por lo que significa la leyenda del faraón Tutankamón, sino que detalla el oficio y la alta tecnología a la que llegaron los egipcios.

El recorrido con la egiptóloga Gabriela Arrache también sirvió para aclarar algunos mitos sobre la civilización nacida en los márgenes del Nilo: ellos no creían en la reencarnación sino en el renacimiento; su veneración no era hacia los animales sino en un amplio abanico de divinidades.

La primera sala recrea los tres pasos principales por los que pasaba un cuerpo para ser momificado.

"Ellos sacaban cuatro órganos que consideraban vitales para recuperarse: los pulmones, el hígado, los intestinos y el estómago. El corazón lo dejaban en su lugar, pues con ese serían juzgados en el otro mundo, mientras que el cerebro lo tiraban porque no servía de gran cosa".

En la segunda sala se exhibe la réplica exacta de la entrada a la tumba de Tutankamón, descubierta en 1922 por Howard Carter.

Al llegar a la exposición está la figura de un joven egipcio, ataviado de joyería dorada. Este maniquí es la representación más exacta que se ha logrado deducir sobre cómo fue el faraón Tutankamón en vida, gracias a la reconstrucción forense que hicieron cuatro laboratorios especializados.

Si bien las piezas son réplicas hechas por un equipo especializado en la Toscana Italiana, no dejan de sorprender.

En especial por la reproducción exacta al sarcófago –el original tiene 128 kilos de oro- que se muestra en la tercera sala, acompañado del "yelmo" –que comúnmente se denomina como máscara- de Tutankamón.

"Para los que no tengan oportunidad de ver el tesoro verdadero estas réplicas tan exactas, tan bien hechas, es una oportunidad de darnos una idea de ver como es esto. Los libros nos dicen muchas cosas, pero verlas es otra cosa", expuso Gabriela Arrache.

La exposición se complementa con videos explicativos, cronologías y una reconstrucción de cómo se encontró la tumba en 1922. Además se hace relación a la supuesta maldición que caía en todos los que visitaran el lugar, una leyenda falsa a decir de la experta.

¿Por qué Tutankamón llegó a tener tantos privilegios en su tumba?

Porque cuando sube su padre Akenatón tienen una serie de problemas muy serios, él nos dejó un arte maravilloso, se enfrentó al clero de Amón –que era muy poderoso- pero no estaba preparado para gobernar y Egipto perdió muchísimos territorios, perdió mucho prestigio sobre todo frente a los extranjeros y en un momento no se sabe si lo mataron, si lo quitaron, y tenían que poner a alguien de su misma línea real. Y Tutankamón consagra su corona casándose con su hermana y se convierte en el faraón del momento.

¿Cuál era el significado del oro para los egipcios?

Era el cuerpo del sol, que era además muy importante porque el oro es un metal que casi no cambia, conserva su forma por siempre. Además porque ellos tenían importantes de canteras de oro.

Tutankamón. La tumba, el oro y la maldición estará disponible para el público hasta el 28 de septiembre.