Se presenta “Made in México” en Tampico

La obra retrata la vida de familias mexicanas que se ven separadas por los problemas económicos y la búsqueda del denominado "sueño americano".
Juan Ferrara, Azela Robinson estelarizan este carrusel emocional
Juan Ferrara, Azela Robinson, Socorro Bonilla y Carlos Ignacio estelarizan este carrusel emocional (Jesús Jiménez)

Tampico

Juan Ferrara, Azela Robinson, Socorro Bonilla y Carlos Ignacio hicieron de "Made in México. Otra historia de amor" una obra jocosa, pero a la vez reflexiva, sobre tantas familias que, por diversas situaciones, sobre todo de índole económico, se han visto obligadas a separarse y perseguir "el sueño americano".

Ante un Teatro Metropolitano pleno, la obra dirigida por Manuel González Gil no perdonó a nadie en cuanto a la crítica social –Petróleos Mexicanos, líderes sindicales, la Línea 12 del Metro del Distrito Federal- que provocó las carcajadas del respetable, y una que otra lágrima.

En un barrio de la capital del país, el Negro (Ignacio) y la Yoli (Socorro Bonilla) viven como pueden; ella de costurera, y él con un taller, con la misma ropa, pidiendo fiado al tendero. El Negro siempre está de buen humor, lo cual en ocasiones pone de nervios a la Yoli, porque a pesar de los problemas económicos que tienen, nada toma en serio.

El otro lado de la moneda es la pareja de Osvaldo (Ferrara) y Marisela (Robinson); tuvieron que pasar 30 años para que Marisela se reencontrara con su hermano el Negro, mas lo peor es que él se olvidó de avisarle a la Yoli, y ahora debe preparar la cena, sin tiempo para asearse y lucir presentables ante la exitosa pareja que se mudó a la Unión Americana.

Todo parece alegría al verse; sin embargo, Osvaldo queda pensativo, mientras se apagan las luces y se escucha la "Canción mixteca" que habla de cómo se extraña la tierra donde nació.

El Negro se muestra orgulloso de su hermana y su cuñado, de quienes dice "viven en un calendario... y nosotros aquí". En apariencia, Marisela está de acuerdo, mas se apagan las luces y suena "Cielito lindo", la canción más representativa de México cuando se está fuera del país.

Marisela conversa con la Yoli, quien le pregunta sobre cómo se vive en Estados Unidos: "es un gran país, todo es orden, todo es ley, todo es lindo allá" pero en tono irónico. Aprovecha para decirle que los norteamericanos se ríen de los problemas que suceden en México, y que ella, a pesar de todo, se siente orgullosa de ser mexicana, aunque tuviera que huir del país a raíz de las devaluaciones y hacer su vida sin sus seres queridos, a su suerte.

Con respecto al director de la puesta en escena, Manuel González Gil ha recorrido durante 35 años todos los géneros del arte teatral, consolidándose como uno de los más prolíficos y premiados hombres del teatro argentino.

Con sus obras, ha realizado giras por todo el territorio latinoamericano. Es también director de diversas escuelas de teatro. En España ha estrenado varias de sus obras en las que se destacan Made in Lanus (como adaptador y director), y la multipremiada Hoy, el diario de Adán y Eva (como coautor y director).

Con más de un centenar en obras dirigidas tanto en el continente americano como en Europa, es uno de los directores de habla hispana más premiado y respetado en el gremio.

De entrada, pudiera parecer que "Made in México. Otra historia de amor" es la clásica obra teatral comercial, con actores de renombre, para pasar un buen rato; sin embargo, la pieza presentada en el Teatro Metropolitano salió de los parámetros acostumbrados; el público tampiqueño agradeció la presentación de una obra de primer nivel, dentro del Festival Internacional Tamaulipas 2014.