• Regístrate
Estás leyendo: Les Luthiers: para el humor, 50 años sí pasan en vano
Comparte esta noticia

Les Luthiers: para el humor, 50 años sí pasan en vano

Escenario

La agrupación argentina vuelve a México para presentar Viejos hazmerreíres, una antología de sus clásicos, en tres funciones en el Auditorio Nacional.
Publicidad
Publicidad

Los seguidores de Les Luthiers nos hemos acostumbrado a las rotaciones, a la salida definitiva de algún miembro o a que, eventualmente, de la banca salte al escenario alguno de los elementos reservados para emergencias. No obstante, no deja de percibirse cierta nostalgia frente a la formación que presentará Viejos hazmerreíres en tres funciones —10, 11 y 12 de octubre— en el Auditorio Nacional.

Para los fanáticos más reacios a las transformaciones, la actual configuración del grupo argentino podría resultar particularmente desconcertante: los históricos Carlos López Puccio, Jorge Maronna y Marcos Mundstock comparten escena con Horacio Tato Turano y Martín O’Connor —incorporados al elenco titular de forma permanente tras la muerte de Daniel Rabinovich en 2015—, además de Tomás Mayer-Wolf.

En los últimos 51 años, la vida de los luthiers ha transcurrido entre viajes y presentaciones sobre los escenarios más dispares del mundo. Pero una cosa permanece intacta: “El humorismo de calidad sigue siendo el mismo”, comenta Mundstock en conferencia de prensa.

Tato Turano agrega: 

“Apareció una vertiente nueva, de las redes sociales y los memes; a nosotros no nos ha modificado en absoluto, porque hacemos un humor totalmente atemporal y sin personificar a nadie”.

El público, por otro lado, sí que ha cambiado. “Cuando empezamos iban a vernos nuestros abuelos y padres, y nosotros éramos jovencitos de 20; ahora nos ven hasta nuestros nietos. Siempre nos fue asombrando cómo nos venían a ver generaciones diferentes de la nuestra”, dice irónico López Puccio.

Maronna, López Puccio y Mundstock, tres de los 'luthiers' de la formación original. (Foto: Ángel Soto | MILENIO)


Viejos hazmerreíres es un show antológico, que reúne clásicos lutherianos como “Las Majas del Bergantín”, “Loas al Cuarto de Baño” o “Así hablaba Sali Baba”, pero también incluye una novedad, “Receta Postrera”, que por supuesto requiere la incorporación de un instrumento informal: la batería de cocina.

La última vez que Les Luthiers estuvo en México fue en 2016, con el espectáculo CHIST!. Por entonces, Carlos Núñez aún figuraba en la formación, pero su retiro en 2017 dejó un hueco que hoy llena Tomás Meyer-Wolf.

El suyo no es un desafío menor y lo sabe: “nunca voy a reemplazarlo, por lo que significa la historia de Les Luthier. Mi rol es ocupar un lugar que dejó vacío y arriba del escenario hacer lo mejor que puedo, con mucha responsabilidad y con un honor inmenso”, responde a una pregunta hecha por MILENIO.


​ASS

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.