Luis González de Alba, la voz crítica de las izquierdas

Periodistas y escritores definen a Luis González de Alba como una voz crítica de la política mexicana y una de las voces que rompió con el discurso hegemónico sobre el movimiento del 68.
El escritor y colaborador de MILENIO falleció este domingo a los 72 años de edad en su casa de Guadalajara.
El escritor y colaborador de MILENIO falleció este domingo a los 72 años de edad en su casa de Guadalajara. (Especial)

Ciudad de México

El escritor Luis González de Alba fue la única voz crítica y contundente de las izquierdas, en un país donde éstas han tenido escasa disposición a la autocrítica, con estas palabras es como el colaborador de Milenio, Julio Patán, define al autor de Los días y los años.

TE RECOMENDAMOS: Murió el escritor Luis González de Alba

"Luis fue la única voz crítica contundente que no sólo fundó instituciones desde un impulso democrático, sino que escribió con gran inteligencia sobre la izquierda".

Además, dice Patán, ayudó a entender el movimiento del 68 de una manera crítica, alejado de los discursos hegemónicos y de las ideas preconcebidas.

"Luis nunca negó el horror y la dimensión de esa tragedia, nos ayudó a matizarla, a entender que era más que un problema de izquierda reprimida, sino nos ayudó a entenderla como un fenómeno libertario".

Para Julio Patán, González de Alba mostró una manera de hacer un comentario político en la prensa con una honestidad contundente, ya que su principal atributo es que carecía de una agenda política.

En sus columnas y comentarios, el periodismo se convierte en otra forma de literatura, afirma.

TE RECOMENDAMOS: Podemos adivinar el futuro...

"Como más me gustaba Luis era como articulista, creo que las distancias cortas se le daban muy bien", dijo "se convirtió en una voz muy importante en el día a día de la prensa".

Sin embargo, Patán no descarta su talento como escritor, el cual mostró en novelas como Agapi Mu, un libro "de una vitalidad extraordinaria".

González de Alba, la voz lucida de la diversidad sexual

Para el escritor Nicolás Alvarado, González de Alba no sólo fue una de las voces más críticas y originales de la izquierda, sino también una voz que llamaba a reflexionar sobre la diversidad sexual en México.

“Fue una de las voces más lúcidas y más completas sobre la diversidad sexual, creo que si alguien se dedicó a la reflexión de la diversidad sexual en México, de las diferentes sexualidades que hay en el país a nivel cultural fue Luis González de Alba”, dice en entrevista telefónica.

TE RECOMENDAMOS: Las últimas columnas de Luis González de Alba

Alvarado lo describe como un intelectual público que se alejó de los dogmas de la izquierda y que propugnaba por una socialdemocracia y una mayor apertura democrática, lo cual pudo lograr al alejarse de los grupos establecidos durante el movimiento de 1968.

Dijo que su estilo literario está lleno de humor, en el cual aborda lo público, lo político y lo literario, prueba de ello son sus libros de ensayos.

Un escritor contracorriente

El escritor Jorge Volpi aseguró que González de Alba fue “una figura muy interesante” por su participación en el Consejo Nacional de Huelga durante 1968 y por sus posturas contra corriente.

“Lo que más conozco es toda esa época del 68 como líder del Consejo Nacional de Huelga, por supuesto, la escritura de Los días y los años, que se vuelve importantísima en esos primeros momentos para tratar de entender el verdadero significado del movimiento del 68”.

Aseguró que a partir de ese libro se convirtió en “un escritor muy notable, muy polémico, tomó siempre posiciones a contracorriente de lo que se esperaba y de lo políticamente correcto, y que con esa autenticidad que tenía la llevó hasta sus últimas consecuencias”.

Dijo que su muerte es “una terrible coincidencia temporal siendo uno de los de los líderes del movimiento estudiantil del 68 y que justamente su muerte se diera este mismo 2 de octubre, quizá porque él mismo así lo decidió”.

Un escritor que hacía reaccionar a la gente

Para Alberto Chimal, González de Alba era uno de los pocos personajes que con sus escritos lograba arrebatarle una reacción a la gente.

“En la actualidad era una de las pocas figuras públicas que realmente producían una reacción en la gente: él se las arreglaba todavía para impresionar, para conmover, para hacer enojar a muchísima gente y creo que eso, por muy en desacuerdo que se pudiera estar con lo que él sostenía, es importante en un país tan vapuleado y tan anestesiado”, aseguró.

Dijo que era un autor importante para la historia de México por el papel que desempeñó en el movimiento de 68 y lo que escribió acerca de éste.

En tanto para la escritora Carmen Boullosa, su pérdida es inestimable, ya que el tenía todavía mucho que aportar.

“En el movimiento gay y en el mundo intelectual mexicano, él  jugó papeles importantes. Lamento mucho su pérdida,  porque todavía tenía mucho que aportar”, dijo.

Un articulista provocador

Para Rafael Pérez Gay, González de Alba fue uno de los articulistas "más provocadores, libres, ciertos y genuinos de las letras".

En entrevista telefónica, Pérez Gay dijo que apenas el sábado recibió un correo de González de Alba en el que aceptaba publicar un libro con los 100 artículos "más cañones que había escrito para MILENIO".

"Me dijo que Rogelio Villareal se haría cargo del libro porque él ya no tendría tiempo y que uno de sus sobrinos firmaría los contratos con Cal y Arena".




JASR