• Regístrate
Estás leyendo: Los discursos no sirven para frenar el calentamiento
Comparte esta noticia
Sábado , 23.06.2018 / 18:58 Hoy

Los discursos no sirven para frenar el calentamiento

La temperatura subirá más de 2° para 2100 y las promesas perfiladas por 183 países no son suficientes; ese es el gran reto de este foro.

Publicidad
Publicidad

EFE

El calentamiento global alcanzará entre 2.7 y 3.5 grados aun cumpliendo con los compromisos de reducción de emisiones a las que se han comprometido 183 países; es decir, estaría por encima del objetivo de no pasar los 2 grados, informó Christiana Figueres, secretaria del convenio de la ONU del cambio climático.

Destacó que la presentación de los planes nacionales de disminución de las emisiones de gases de efecto invernadero constituye un "progreso fundamental", ya que va a evitar un incremento de entre 4 y 6 grados para el año 2100, en el caso de inacción.

Ayer se produjo la entrega simbólica de las llaves de Le Bourget, un complejo de 18 hectáreas, a la ONU. Tras recibir del ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, las llaves del complejo de Le Bourget (al norte de París), donde se va a celebrar la Cumbre sobre el Cambio Climático COP21 —cuyas reuniones técnicas comienzan hoy—, hizo hincapié en que esos compromisos no son suficientes, de ahí la importancia de las negociaciones.

Señaló que durante la COP21 se busca trazar el camino para una disminución continua de las emisiones, por eso hay que admitir que para cumplir el objetivo de limitar el calentamiento global de 1.5 a 2 grados, para finales de siglo, no basta con los compromisos asumidos.

La secretaria ejecutiva de Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático recordó que el Protocolo de Kioto era jurídicamente vinculante solo para un pequeño número de países desarrollados que lo ratificaron, mientras que el texto de París comprenderá diversos grados de obligaciones y tendrá mayor alcance.

Fabius precisó que los compromisos de las naciones que han presentado planes de reducción de gases contaminantes representan 95 por ciento del conjunto de las emisiones, mientras que el Protocolo de Kioto únicamente cubría 15 por ciento. "Ese es el primer éxito de París", subrayó.

En cuanto al establecimiento de un precio al dióxido de carbono (CO2) se señaló que "sería ilusorio" pensar que se podría fijar una tarifa única.

CLAMOR DEL MUNDO

Un total de un millón 780 mil 528 creyentes de diferentes religiones reclamaron a los líderes que van a participar en la COP21 acciones para hacer frente al calentamiento global con un acuerdo que ayude en particular a los países más pobres a adaptarse.

Las firmas de católicos, budistas, musulmanes y protestantes fueron entregadas a la jefa de la plantilla de la Convención de la ONU para el Cambio Climático, Daniele Violetti, y al enviado especial de la presidencia francesa para la protección del planeta, Nicolas Hulot.

Por otro lado, a bordo de dos trenes de alta velocidad, en bicicleta o remando en canoas, representantes de ONG, organismos internacionales y delegaciones nacionales llegaron desde diferentes puntos de Europa a París, en medio de fuertes medidas de seguridad de cara a la COP21.

"Queremos mostrar que a la gente le preocupa el medioambiente. El cambio climático es una realidad y por eso es muy importante. Tenemos que asegurarnos de que los niños van a poder seguir persiguiendo sus sueños", dijo Jan Van Gorp, uno de los ciclistas que recorrió, en dos días, más de 400 kilómetros desde la ciudad belga de Lovaina hasta París.

También hubo manifestaciones masivas en todo el mundo para exigir un acuerdo ambicioso contra el cambio climático, como en Johannesburgo, Seúl, Londres, Madrid, Río de Janeiro, Nueva York y la Ciudad de México.

EL MIEDO Y LA SEGURIDAD

Tras los atentados yihadistas del 13 de noviembre que causaron 130 muertos y 350 heridos, Francia decretó el estado de emergencia, reforzó el control de sus fronteras y desplegó fuerzas de seguridad en los puntos sensibles.

Unos 10 mil efectivos fueron desplegados para proteger la COP21, de los cuales 2 mil 800 están en el lugar de la conferencia, en el parque de exposiciones aeronáuticas de Le Bourget.

El ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve, reportó que desde los atentados del pasado 13 de noviembre en París, denegó la entrada a su territorio a mil personas para evitar riesgos.

En esa fecha, Francia restableció los controles en sus fronteras con otros países. El motivo para denegar el ingreso fue "a causa del riesgo que podían representar para el orden público y la seguridad de nuestro país", dijo el ministro.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.