"Mi vida es el teatro", sentencia López Tarso

Presentan libro "Ignacio Lopez Tarso. Hablemos de teatro" durante el Festival Alfonsino Universitario.
Sandra López Aranda, hija del actor, es la autora del libro.
Sandra López Aranda, hija del actor, es la autora del libro. (Gustavo Mendoza Lemus)

Monterrey

A su edad, la memoria del primer actor mexicano Ignacio López Tarso es prodigiosa. Con sumo detalle, recuerda anécdotas, actores de reparto, compañeros, viajes y los más 60 años de trayectoria que abarcan tanto la televisión, el cine, la música y el teatro. 

Esta virtud, la de su memoria, fue aprovechada por Sandra López Aranda para escribir el libro "Ignacio López Tarso. Hablemos de teatro" (Trílce, Conaculta, UANL), el cual se presentó dentro del Festival Alfonsino Universitario.

Fueron diversas entrevistas que Sandra, hija, hiciera a don Ignacio, su padre, en las que se relata desde su primera aparición en teatro –cuando cursaba el seminario en el Estado de México- hasta sus más recientes participaciones.

Además de tener un papel protagónico como actor, en la carrera de López Tarso se involucró con el trabajo de grandes de la cultura en México. Por nombres no para: Alejandro Jodorowsky, Leonora Carrington, Salvador Novo, Emilio Carballido, Sergio Magaña, Dolores del Río o María Félix, entre muchos más.

“Fue algo muy importante en mi carrera, las personas con las que he trabajado, por quienes he sido dirigido, el autor de la obra… todo influye en tu trabajo”, expone el actor, legendario por su papel como "Macario".

En este aspecto, Susana López agrega que una parte importante del libro era, además de relatar las anécdotas de su padre, es dejar evidencia documental de la relación de su padre con éstos personajes y de la época social y política que le tocó vivir.

“No es sólo su vida y su carrera sino que se convirtió en el testimonio de una época, de toda una forma de hacer teatro y de vivir la ciudad de México”, apuntó la autora Susana López en charla con los medios de comunicación.

 

Amante del teatro clásico

López Tarso está al pendiente de lo que sucede en la escena teatral en México. Sabe que hay una oferta mayor a los 40 montajes en la Ciudad de México -“algo similar a las grandes urbes del mundo”- o cómo opera la compañía nacional de teatro del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

“Parece que las obras son para ellos mismos, las ven poca gente, parece que el único importante ahí es (Luis de) Tavira… pero lo importante es que al menos tenemos una compañía nacional”, opinó.

Además, señaló que el grave problema de México sigue siendo la educación de mala calidad.

“Todos sabemos todos los problemas que hay en la educación, que ocupamos un pésimo lugar en cuanto a calidad y resultados en educación, andamos siempre en lugares muy bajos”, criticó.

Su edad no es impedimento para seguir trabajando: actualmente participa en una telenovela y hay plan de hacer otro libro con sus memorias, ahora enfocado a su trayectoria en cine y televisión.

“Mi vida es el teatro, completamente”, refirió el actor.

El libro "Ignacio López Tarso. Hablemos de teatro" se presentó la noche del jueves en el patio Ala Sur del Colegio Civil, Centro Cultural Universitario.