• Regístrate
Estás leyendo: López Reynoso recibe el Premio Diego Rivera
Comparte esta noticia

López Reynoso recibe el Premio Diego Rivera

El director mexicano trabaja en el Teatro Estatal de Braunschweig, en Alemania.

Publicidad
Publicidad

Con una trayectoria meteórica como director de orquesta, Iván López Reynoso recibió el martes en Guanajuato el Premio Estatal de Artes Diego Rivera, que se otorga “a quienes, por sus acciones, producciones o trabajos docentes, de investigación o de divulgación, hayan contribuido a enriquecer el acervo cultural del país”.

El viernes López Reynoso dirigió a la Orquesta Sinfónica de la Universidad de Guanajuato (OSUG) en el ciclo Música y Literatura. El programa, al que define como un “banquete francés” incluyó Preludio a la siesta de un fauno, de Debussy; Danza macabra, op. 40, de Saint-Saëns, y Haroldo en Italia, op. 16, de Berlioz.

El también contratenor declara en entrevista que para él es un honor recibir este reconocimiento del Congreso del Estado de Guanajuato: “En primer lugar, porque es mi tierra. Además, la mayoría de las cosas a las que debo mi carrera las aprendí aquí, desde que iba a los conciertos de la OSUG con mis papás y mi hermano”.

Hace tres años debutó internacionalmente en el Rossini Opera Festival en Pesaro, Italia, el primer mexicano en dirigir en ese encuentro musical. Desde el año pasado es maestro de capilla del Teatro Estatal de Braunschweig de Alemania.

Dado que apenas está por cumplir 28 años y ha tenido lo que parece una carrera meteórica, comenta que pareciera que lleva prisa: “En realidad no es así, la música hay que hacerla con calma. Hasta el momento he tomado decisiones que me han ayudado en los momentos más pertinentes. Mi carrera se ha movido de una manera paulatina y no ha dado saltos sorpresivos. Estoy muy contento de lo que he logrado en estos años, que ha sido fruto de estos 23 años que llevo estudiando música”.

Con siete años como director profesional, antes de irse a Alemania estuvo al frente de la Orquesta Sinfónica de Aguascalientes, a la que califica como una de las más consolidadas del país.

Invitado a audicionar en el Teatro Estatal de Braunschweig, hizo un ensayo de presentación y de conocimientos con la orquesta del teatro, y luego presentó una función de una ópera con público sin ensayo previo. “Esta segunda prueba fue la más difícil, pero recibí la propuesta de integrarme como maestro de capilla”.

El Teatro Estatal de Braunschweig propicia el trabajo conjunto, asegura López Reynoso, “lo que permite adelantar a pasos gigantescos. Tengo a mi cargo muchas de las funciones de ópera que se realizan durante la temporada. Digamos que el director musical es el que más dirige, pero yo también estoy a cargo de una buena cantidad de funciones (en una temporada alrededor de 40)”.

Cuarenta es el equivalente al número de funciones que el INBA programa en un año, agrega el entrevistado: “Esas son las funciones que yo dirijo por temporada. Trabajar en Alemania implica enfrentarse con una maquinaria muy compleja y muy intensa”.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.