• Regístrate
Estás leyendo: Logran en Perinatología que embarazadas con tumores tengan bebés sanos
Comparte esta noticia
Sábado , 20.10.2018 / 18:52 Hoy

Logran en Perinatología que embarazadas con tumores tengan bebés sanos

Un grupo multidisciplinario de especialistas en oncología, obstetricia y medicina materno fetal ayuda a las mujeres que requieren tratamiento de quimioterapia durante la gestación.

Publicidad
Publicidad

En México se ha logrado evitar que los bebés de mujeres con cáncer durante el embarazo sean afectados por los tratamientos de quimioterapia que se les llegan a aplicar, aseguró Ana Cristina Arteaga Gómez, especialista adscrita al Servicio de Oncología del Instituto Nacional de Perinatología (Inper) Isidro Espinosa de los Reyes.

“Este instituto es considerado un referente a escala nacional en la atención del cáncer asociado al embarazo, donde participa un grupo multidisciplinario de especialistas en oncología, obstetricia y medicina materno fetal, que ayuda a atender a estas pacientes, sobre todo las que tienen que recibir quimioterapia durante la gestación”, explicó.

Aumentan los casos

En el instituto se ha visto un incremento de casos de mujeres en etapa gestacional con cáncer debido a diversas razones, la principal se asocia con la postergación del embarazo hasta los 35 o 40 años de edad.

Una vez que nacen, los infantes tienen control médico en sus primeros cinco años a través del Departamento de Medicina Materno Fetal y las madres son vigiladas de por vida en Oncología.

La atención requiere un manejo multidisciplinario en el que también participan instancias como el Instituto Nacional de Cancerología (Incan).

“Nosotros contamos con un servicio bien integrado en medicina materno fetal para atender a las pacientes a las que tengamos que dar quimioterapia durante su embarazo”, señaló Arteaga.

Estudios científicos, dijo, han demostrado que la aplicación de la quimioterapia en las etapas correctas no afecta al feto y sí beneficia a la mujer embarazada.

Cuando se aplica este tratamiento, los expertos vigilan que el bebé tenga un crecimiento correcto y no presente un retraso en su desarrollo, revisan los flujos del cordón umbilical y verifican el líquido amniótico.

Desde el primer día de consulta, las pacientes son atendidas en los Servicios de Oncología y Ginecología. En esa misma semana, pasa al Departamento de Medicina Materno Fetal y Oncología Médica, ésta última determina si es factible dar quimioterapia y hasta cuándo.

En pocos países se logra otorgar tratamiento de quimioterapia durante el embarazo debido a que algunos medicamentos pueden causar defectos al bebe.

Por ello los médicos aconsejan a las mujeres con cáncer que tienen posibilidad de embarazarse (desde la adolescencia hasta el final de la menopausia) que usen métodos anticonceptivos durante todo el tiempo que dure su tratamiento.

Guías internacionales

Las guías internacionales establecen que si una mujer ya está embarazada cuando se detecta el cáncer, en algunos casos se puede retrasar la quimioterapia hasta después de que nazca el bebé.

En el caso de las embarazadas que necesitan tratamiento urgente, se sugiere empezar la quimioterapia después de la doceava semana de embarazo, cuando el feto ha sobrepasado la etapa de mayor riesgo.

La Sociedad Americana de Oncología Clínica estima que uno de cada mil embarazos a escala mundial se ve afectado por un cáncer, aunque esta incidencia podría aumentar porque se está produciendo un aplazamiento en la maternidad.

Tres estudios recientes, publicados en The Lancet Oncology, establecen que el cáncer en las mujeres embarazadas puede tratarse sin necesidad de interrumpir el embarazo y que no afecta el desarrollo del feto.

Pero en todo momento se debe evitar la quimioterapia durante la organogénesis (periodo de formación de órganos entre la tercera y la décima semana), para evitar abortos.

Arteaga informó que en la 31 Reunión Anual del Inper, este año con el tema “La Familia: Eje de la Atención Perinatal”, que se realizará del 18 al 22 de abril de 2016, profesionales de la salud analizarán todos los riesgos pregestacionales, programación fetal, prematurez, embarazo de término y ginecología.

Las cifras

De acuerdo con estadísticas del Inper, en los últimos cinco años atendieron a 48 embarazadas con algún tipo de neoplasia llevando el parto a buen término, de las cuales

18 pacientes padecían leucemia

14 casos eran de tumores mamarios

9 gestantes tenían cáncer cervicouterino

7 mujeres padecían carcinoma de ovario

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.